28 febrero 2007

Manos, operacion

de BBCMUNDO

"Tengo manos de pianista"

Luis Fernando Restrepo BBC Mundo

Lo primero que quiero hacer es sacarme el carné de conducir y luego, en la medida de lo posible, hacer la carrera que siempre quise, que fue medicina
Alba Lucía Gómez (en la foto, poco después de la operación)
Tres meses después de recibir un trasplante de ambas manos, Alba Lucía Gómez, una mujer colombiana de 47 años, compartió con la BBC la alegría que estás le proporcionan.
Alba Lucía fue operada el 30 de noviembre de 2006 en el Hospital Universitario La Fe, de Valencia, España, por un equipo dirigido por el doctor Pedro Cavadas.
Sus manos habían sido amputadas 28 antes, tras una explosión en un laboratorio de química cuando era estudiante.
Sus nuevos miembros pertenecían a una mujer declarada con muerte cerebral después de sufrir un accidente.
Alba Lucía le concedió la siguiente entrevista exclusiva a nuestro programa radial BBC Mundo Hoy, por vía telefónica.
Alba Lucía, ¿cómo está?
Muy bien.
¿Cómo se siente teniendo estas nuevas manos?
Con una vida totalmente diferente. Mis manos están totalmente adaptadas a mi cuerpo.
Ya no existe ningún miembro fantasma. Siento totalmente mis manos, que son parte mía.
¿Usted está sosteniendo el teléfono, ahora que estamos hablando, con sus propias manos?
Claro.
¿Y cómo se siente nuevamente al tener aunque sea un objeto y usted empuñándolo?
Es una sensación de satisfacción, de mucha alegría, de mucha paz y mucha tranquilidad.
¿Y qué más le gusta sentir en sus nuevas manos?
El cosquilleo.
¿Cosquilleo de qué, de una pluma, de una caricia?
De todo. De todo porque eso me da a entender, o mejor, me confirma que mis manos están vivas, que son parte integral de mi organismo.
¿Cómo nos podría usted describir sus nuevas manos?
Mis manos son preciosas. Siempre las he catalogado como manos de pianista.
¿Y qué quiere hacer con sus nuevas manos? ¿Le gustaría pintar? ¿Le gustaría volver a tocar un instrumento?
Me gustaría hacer de todo, pero lo primero que quiero hacer es sacarme el carné de conducir y luego, en la medida de lo posible, hacer la carrera que siempre quise, que fue medicina.
¿Le gustaría involucrase en campañas en su país, en Colombia, donde tanta gente pierde extremidades por causa de la guerra?
Claro. Me encantaría. Inclusive, yo tuve una época en que visitaba hospitales para darle ánimo a personas que tenían la misma situación que yo o parecida.
Una pregunta que algunos se harían: ¿Usted de pronto se mira las manos y dice "Uy, estas manos vienen de otra persona"? ¿Le produce algún tipo de sensación?
Me produce alegría y me produce mucha satisfacción de que haya personas que estén en capacidad de hacer este tipo de donaciones.
Sin este tipo de donaciones sería imposible.
¿Hay veces que usted trata de hacer alguna cosa y no le sale como quiere?
Sí, pero lucho hasta que la logro.
Manos de pianista...¿Las manos son de un cuerpo más joven que el suyo?
Sí, un poco.
¿Y se nota la diferencia?
No.
Alba Lucía, muchas gracias y mucha suerte.
Muchas gracias a vosotros.
¡Felicitaciones!
Muchísimas gracias.

No hay comentarios.: