30 abril 2008

Inconcebible

Mas parece una novela de ciencia ficción, o de terror.
BBC MUNDO
Josef Fritzl no explica por qué lo hizo
Bethany Bell
BBC, Austria

LAS CLAVES DEL CASO
Josef Fritzl
Elisabeth reapareció después de 24 años de encierro.
Seis niños de Elisabeth están bajo cuidado de los servicios sociales.
La hija mayor, Kerstin de 19 años, se encuentra gravemente enferma en un hospital.
El padre de Elisabeth, Josef Fritzl, de 73 años, fue arrestado bajo sospecha de incesto y rapto.
La policía informó que Fritzl confesó haber encerrado a Elisabeth y de haber tenido 7 hijos con ella.

Josef Fritzl, el austriaco acusado de haber mantenido a su hija cautiva en un sótano durante 24 años, se ha negado a responder nuevas preguntas, según informó la policía.

Las autoridades dijeron que Fritzl, de 73 años de edad, firmó una declaración en la admite haber encerrado y violado a su hija -con la que tuvo siete niños, de los cuales uno murió- pero que se niega a explicar por qué lo hizo.

Ahora la policía está investigando su pasado.

"Tenemos que esclarecer todos los aspectos de la vida del sospechoso", dijo el jefe de la policía de la provincia de Baja Austria, Franz Prucher, en una conferencia de prensa en Amstetten, el pueblo donde ocurrieron los hechos.

"Es nuestro deber investigar las circunstancias que posibilitaron que tuviera lugar este delito, que nos ha consternado profundamente a todos", añadió.

¿20 años de cárcel?

Investigaciones

La "casa del horror" donde Elisabeth Fritzl estuvo encerrada durante 24 años.

Las investigaciones en el sótano continúan.

La puerta de metal por la que Fritzl entraba, estaba oculta detrás de un librero. Debajo había una máquina de lavar, un refrigerador y un congelador.

La policía dijo que Elisabeth Fritzl y sus hijos podían sobrevivir durante semanas sin nuevos suministros.

Prucher señaló que la prioridad en estos momentos es la salud de la mujer y de sus hijos.

"Nos estamos esforzando al máximo por que las víctimas reciban ayuda lo antes posible y de una forma no burocrática", dijo.

"Las víctimas merecen todo nuestro apoyo y nuestra más sincera simpatía", agregó.

"Reunión sorprendente"

Elisabeth y cinco de sus hijos gozan de buena salud, pero la hija mayor, Kerstin, de 19 años de edad, está en estado de coma en un hospital.

Nos estamos esforzando al máximo por que las víctimas reciban ayuda lo antes posible y de una forma no burocrática. Las víctimas merecen todo nuestro apoyo y nuestra más sincera simpatía
Franz Prucher, jefe de la policía

Kerstin y dos hermanos varones, uno de 18 años y otro de cinco, vivían en el sótano con su mamá, mientras que los otros tres estaban arriba, con sus abuelos.

La policía dijo que Elisabeth, quien ahora tiene 42 años, y sus cinco hijos sanos tuvieron "una reunión sorprendente" el martes.

Los hermanos varones que vivían en el sótano se están adaptando a la luz del día, que vieron por primera vez cuando fueron liberados.

El martes, el hermano menor celebró, con un pastel, su primer cumpleaños en libertad.

No hay comentarios.: