08 agosto 2008

Los hitos que marcaron la inauguración de los Juegos de Beijing

La estrella fue un niño héroe, un país no llegó, España fue la más "desordenada", Cuba fue la más aplaudida, la moda estuvo en las cabezas y el esmog se hizo presente.

La ceremonia inaugural de los Juegos de Beijing ya están en la historia olímpica. Un espectáculo brillante que deslumbró al mundo y que dejó en claro que China ya no es un gigante dormido, sino que están muy despierto.

Este notable evento tuvo momentos célebres y acontecimientos claves:

EL ESMOG DIJO PRESENTE
La gran cantidad de fuegos artificiales que ocupó la ceremonia acrecentó la nube de esmog que cubre la ciudad. Un desagradable olor a pólvora se apodero del centro de Beijing, acrecentado por el calor y la humedad que afectan a la capital china. Ni las restricciones a los automóviles ni cierre de fábricas evitaron la contaminación.

UNO SE ARRANCO
Cuando todo estaba dispuesto para que desfilaran 205 delegaciones, una optó por no inscribir a sus deportistas. Se trató de Brunei. Marginada esta nación, los 204 participantes fueron suficientes para inscribir a Beijing como los juegos con mayor presencia de países.

MOMENTO EMOTIVO
El toque de emotividad en la ceremonia la piso el niño que acompañó al basquetbolista Yao Ming. Se trató de un niño de nueve años que no sólo sobrevivió al derrumbe de su esquema en el terremoto de mayo en Sichuan que dejó 70 mil muertos, sino que también rescató a dos compañeros.

ORDEN MANDARIN
El peculiar orden en que salieron las delegaciones respondió a que se siguió el alfabetos mandarín, salvo en el caso de Grecia, que abrió l desfile por ser el país creador de los Juegos; ambas Corea, que fueron separadas con cuatro delegaciones de distancia, y China, que ingresó al final, como anfitrión.

CHILE FUE EL 182
Gracias al orden del alfabeto mandarín la delegación fue de las últimas en ingresar al "Nido de Pájaro". Puntualmente los atletas chilenos ingresaron al recinto en el puesto 182.

EL APLAUSOMETRO
Las más ovacionadas fueron las Cuba, Taiwán, Hong Kong, Pakistán, Irak, Rusia, Italia, Australia y Corea del Norte. Cuando pasó Francia se dio un gran silencio, mientras que al paso de Estados Unidos se escucharon algunas pifias.

POR SOBRE LA MEDIA
Literalmente por encima del resto, los cinco abanderados que juegan en la NBA, marcaron diferencia con su altura: el lituano Sarunas Jasikevicius, el argentino Manu Ginbili, el ruso Andrei Kirilenko y el alemán Dirk Nowitzki, además de Yao Ming. También los tenistas como Roger Federer y Rafael Nadal fueron aplaudidos por los espectadores.

NO SE LO PERDIO
La tenista estadounidense Lindsay Davenport no jugará en los Juegos Olímpicos producto de una lesión. La deportista, sin embargo, solicitó a su delegación autorización para ser parte del desfile del país. No quería perderse la fiesta, y al final estuvo presente en la delegación.

COLORIDOS
Los países africanos y oceánicos aportaron las mayores dosis de colorido a las vestimentas. Los atletas de Burundi vistieron un traje tribal y caminaron descalzos. La mayoría de los equipos occidentales optó por elegantes trajes de chaqueta y fueron pocos los países, como Ecuador o Venezuela, cuyos representantes desfilaron en chándal.

LA MODA DE ALGUNOS
Los gorros de papel de algunos argentinos con los colores de su bandera nacional, las boinas de las francesas o las faldas de los chicos de Samoa fueron algunos de los detalles curiosos, al igual que, por distintas razones, los distintos tipos de velo con que se cubrieron las mujeres, pocas, de los países árabes.

ESPAÑA, LA DESORDENADA
Cada delegación tardó más de 10 minutos en completar la vuelta al estadio. España rompió la media por las continuas paradas de sus deportistas para hacerse fotos en grupo o saludar a las cámaras, y hasta cuatro miembros de la organización les solicitaron que se apresuraran. Cuando el abanderado, David Cal, ya estaba colocado en su sitio en el centro del estadio, a los últimos del grupo aún les faltaba media vuelta.

MEDALLISTA VOLADOR
Li Nig fue quien "voló" por todo el estadio para encender la llama olímpica. El protagonista de uno de los efectos más sorprendentes de la jornada es el gimnasta chino ganador de tres medallas de oro en Los Angeles '84 y actualmente es un exitoso empresario.

No hay comentarios.: