10 agosto 2008

Reflexión dominical

Empezaron los Juegos Olímpicos de Beijin 2008, y junto con esto la lucha por las ansiadas medallas. De verdad muey hermoso lo que he podido ver.
Para muchos la gran atracción son los sprint, fondistas, todo lo que tenga que ver con los carreristas.

1 Corintios 13 La preeminencia del amor

1 Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.

2 Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes,(A) y no tengo amor, nada soy.

3 Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.

4 El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;

5 no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;

6 no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.

7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

8 El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.

9 Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos;

10 mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará.

11 Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño.

12 Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido.

13 Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.

Referencia cruzada:

  1. 1 Corintios 13:2 : Mt. 17.20; 21.21; Mr. 11.23.
Leía una paráfrasis del Himno del Amor, que en los versículos 6 al 8 dice: "El amor nunca está contento cuando los demás se pierden. El amor no encuentra placer alguno en la injusticia, pero se regocija en la verdad. El amor siempre tarde en darse a conocer, sabe como permanecer en silencio. El amor siempre está ansioso por creer lo mejor de una persona. El amor está lleno de esperanza, lleno de paciente resistencia; el amor nunca falla".

El amor de Dios nos ayuda a vencer las resistencias diarias, los tiempos difíciles que todos solemos tener, en la fuerza diaria para la guerra contra el mal, la apatía y la odiosidad.
En estos tiempos de apredizaje, de espera, el amor es valioso.
El amor nos enseña a:
  1. Ser humildes
  2. A recibir instrucción
  3. A ser SIERVO verdadero
  4. A confiar en las grandes y magníficas promesas de Dios.
  5. A correr y ganar la vida eterna.
PARA ASI OBTENER NO LA MEDALLA DE ORO, NI PLATA NI BRONCE,
SINO LA VIDA ETERNA EN CRISTO JESÚS.

FELIZ DÍA DEL SEÑOR.

No hay comentarios.: