17 agosto 2008

Reflexión Dominical

No es fácil trabajar en equipo por las individualidades propias de cada ser, pero, con un poco de esfuerzo es posible, y a eso hemos sido llamados.
Viendo los juegos olmpícos, el deporte que es hermoso y de sana competencia a veces muestra lo peor de cada persona.
Por ejemplo, nuestro Medallista de Plata, Fernando González, tiene fama de ser un deportista respetudos y muy caballero. Blake, a quien dejó fuera de carrera, todavía no puede asimilar su derrota y dice que González no es un caballero y sigue disparando andanadas. Mal perdedor y mentirosos ademas.
Desde niños mis viejos nos enseñaron: "Lo importante es competir, el lugar no lo es mucho", SI y NO. otro dicho conocido sobre esto es: "LO QUE CUENTA NO ES SI GANAS O PIERDES, SINO COMO JUEGAS EL PARTIDO" Vi en la mañana a González, muy cansado, dando todo pero no pudo frente a Nadal. En el podio de los ganadores se felcitaron mutuamente y dieron vueltas por la cancha juntos. En la entrevista Gonzalez dijo: "No fui capaz, Nadal es un gran jugador, hice todo lo que pude". Eso es nobleza. Fue medalla de plata, para MI, la siento como oro. Gracias a Gonzalez entramos en el medallero, el último peldaño de la escala, casi nos c aemos, pero estamos.
Nosotros corremos una carrera diaria, por otro premio muys distinto: LA CORONA DE LA VIDA.

1 Corintios 9:25 (Reina-Valera 1960)

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Copyright © 1960 by American Bible Society


25 Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible.

Los deportes son una metáfora imperfecta del cristianismo. En los deportes, siempre mas de uno pierde.

Cuando nosotros hacemos lo que corresp0onde y ganamos UNO para CRISTO; el único perdedor es el enemigo.

Para nosotros, el verdadero trabajo en equipo no se basa en derrotar adversarios, ni ganar medallas, ni pelear, sino en ganar almas para el Señor, para que se unan a NUESTRO EQUIPO.

1 CORINTIOS 9:

19 Por lo cual, siendo libre de todos, me he hecho siervo de todos para ganar a mayor número.

20 Me he hecho a los judíos como judío, para ganar a los judíos; a los que están sujetos a la ley (aunque yo no esté sujeto a la ley) como sujeto a la ley, para ganar a los que están sujetos a la ley;

21 a los que están sin ley, como si yo estuviera sin ley (no estando yo sin ley de Dios, sino bajo la ley de Cristo), para ganar a los que están sin ley.

22 Me he hecho débil a los débiles, para ganar a los débiles; a todos me he hecho de todo, para que de todos modos salve a algunos.

FELIZ DÍA DEL SEÑOR

No hay comentarios.: