25 septiembre 2008

Antidepresivos y daños al esperma

BBC Ciencia

Los fármacos para aliviar la depresión que toman millones de hombres alrededor del mundo podrían dañar su fertilidad, afirma un estudio.

Espermatozoides
Aunque la apariencia era normal, se encontraron lesiones en el ADN del esperma.
En la investigación, publicada en la revista New Scientist, participaron hombres sanos que durante cuatro semanas tomaron el antidepresivo paroxetina (que se vende como Seroxat o Paxil).

Al analizar su esperma, los científicos encontraron que todos tenían altos niveles de espermatozoides con el ADN dañado, a pesar de que superficialmente el esperma parecía sano.

Aunque esto no necesariamente significa que los hombres que toman antidepresivos podrían tener problemas para concebir, los expertos afirman que los resultados pueden ser "preocupantes".

La paroxetina es uno de los antidepresivos del tipo inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS) más comúnmente recetados en el mundo.

Apariencia normal

Los investigadores del Centro Médico de la Universidad de Cornell, en Nueva York, llevaron a cabo la investigación después de que en 2006 encontraron que dos hombres habían desarrollado un bajo conteo de esperma después de tomar dos tipos diferentes de ISRS.

Los ISRS le han cambiado la vida, para bien, a mucha gente así que cualquier decisión sobre cambiar o detener estos tratamientos debe ser consultada con el médico
Dr. Andrew McChulloch
En el nuevo estudio los científicos reclutaron a 35 hombres sanos que dieron muestras de espera antes y durante el tratamiento de paroxetina.

Al estudiar el esperma bajo el microscopio, los investigadores no encontraron muchas diferencias entre las muestras de antes y después de la terapia.

Tanto la forma como la motilidad de los espermatozoides tenían una apariencia normal en ambas muestras.

Sin embargo, cuando llevaron a cabo pruebas de fragmentación de ADN (las lesiones en el material genético del espermatozoide), encontraron "una imagen preocupante".

En cada muestra había espermatozoides con lesiones en el ADN.

En las muestras de antes del tratamiento, 13,8% de las células de espermatozoide estaban fragmentadas.

Sin embargo, después del tratamiento la cifra había aumentado a 30,3%.

Tal como explican los expertos, entre más lesiones en las células espermáticas, menos las posibilidades de que se produzca un embarazo.

Impacto

Los expertos no saben si los cambios en el material genético del esperma que encontraron en el estudio son suficientes para afectar la fertilidad del hombre.

Quizás, dicen, el 70% de esperma que no ha sido afectado podría ser suficiente para producir un embarazo viable.

Espermatozoides acercándose a un óvulo
No se sabe si los daños en el ADN del esperma son suficientes para afectar la fertilidad.
En estudios de parejas que se someten a tratamientos de IVF, se ha encontrado que cuando el esperma del hombre tiene niveles altos de daños genéticos se producen menos embriones.

Y los embriones ya producidos tienen menos posibilidades de quedar implantados con éxito en el útero.

Los especialistas en fertilidad masculina consideran que una fracción de 30% de esperma dañado puede ser "clínicamente importante".

De cualquier forma, los expertos subrayan que éste es un estudio preliminar y será necesario llevar a cabo más investigaciones sobre los efectos de los ISRS en el esperma.

La empresa farmacéutica GalxoSmithKline, que produce el fármaco, afirma que "actualmente está revisando los resultados de esta investigación".

Mientras tanto, los expertos en salud mental subrayan que los hombres que están intentando concebir no deben detener sus tratamientos para aliviar la depresión.

El doctor Andrew McCulloch, presidente de la Fundación de Salud Mental afirma que "la mayoría de los medicamentos tienen cierto nivel de riesgo, y esto incluye a los antidepresivos".

"Éstos son fármacos muy potentes así que no sorprende que este estudio haya descubierto más sobre su impacto en el organismo".

"Sin embargo, debemos recordar que los ISRS le han cambiado la vida, para bien, a mucha gente así que cualquier decisión sobre cambiar o detener estos tratamientos debe ser consultada con el médico", señala el experto.

1 comentario:

jabali77 dijo...

Bueno Pastor, ahora Usted comprenderá porque no quiero tener depresión. Chiste, quiera Dios que nunca tenga depresión, si fuera así, quiere decir que estoy lejos del Señor, creo sinceramente que Dios, su palabra y la oración nos hacen mantener un equilibrio el cual nos mantiene lejos de la depre. En todo caso interesantisimo el articulo. Dios le bendiga y en su tiempo responda a la respuesta que estamos esperando. Bendiciones Alex Jara Lee