11 noviembre 2008

Otro proyector tridimensional

Construyen un proyector 3D con 360 grados de visualización que no necesita gafas de ningún tipo para ver imágenes interactivas.

Foto

Todos aquellos que vieron hace muchos años como R2D2 proyectaba una imagen tridimensional de la princesa Leia en el aire soñaron con que algún día tendríamos algo similar. Aunque contamos con hologramas desde antes de que saliera la mencionada esa película no contamos por desgracia todavía con un sistema de proyección como el descrito. Incluso para las pantallas 3D (o más bien estereoscópicas) todavía son necesarias algún tipo de gafas que hay que colocarse para poder apreciar el efecto.
En estos años han surgido sistemas que proyectan imágenes tridimensionales en cortinas de humo o agua en suspensión o que ionizan el aire con rayos láser sin demasiado éxito. Ahora Graphics Lab en University of Southern California propone un sistema tridimensional que se acerca un poco más a la idea que tenemos en la cabeza y que es similar a la que se puede ver en TV en alguna serie de ficción con forenses.
El nuevo sistema necesita de una instalación más o menos compleja y se basa en un espejo inclinado que rota a alta velocidad (de 15 a 20 veces por segundo) que refleja las imágenes proyectadas por un videoproyector situado en su cenit. Sin embargo, el efecto final es interesante y se puede ver una figura interactiva cambiante en tiempo real con estructura 3D. Además el observador puede verla desde cualquier punto situado en los 360 grados que la rodean y sin necesidad de gafas de ningún tipo.
Este sistema permite visualizar imágenes en movimiento tanto virtuales como grabadas que son autoestereoscópicas e interactivas sin necesidad de gafas especiales (ver vídeo).
Para conseguir el efecto los investigadores modificaron un videoproyector para alcanzar las 4000 imágenes por segundo. Esto permite actualizar el contenido de lo proyectado 200 veces por segundo. Se necesita además que el rápido giro del espejo esté sincronizado con la velocidad de refresco del proyector. Con esto se consigue reflejar una imagen diferente en cada dirección de visualización. Para los observadores se crea la ilusión de un objeto flotando delante de ellos.
La resolución de la imagen es de 768×768, una resolución angular de 1,5 segundos de arco y un volumen de 13 centímetros cúbicos. Todo el sistema se protege con un vidrio que impide que alguien toque con las manos el espejo rotatorio. De momento se trata solamente de un prototipo de laboratorio.
Los investigadores implicados creen que la nueva generación de displays representarán mejor el mundo físico que nos rodea y para ello se necesita una visualización tridimensional sin necesidad de gafas ni imágenes borrosas que tampoco tenga zonas de visualización pequeñas.

Fuentes y referencias:
3D Display Research.
Vídeo en Youtube.

No hay comentarios.: