19 diciembre 2008

Barco chino repele abordaje pirata

Redacción BBC Mundo

Foto de la agencia Xinhua según la cual se muestra a un miembro de la tripulación lanzando una bomba molotov
Medios de comunicación chinos divulgaron esta foto de un miembro de la tripulación defendiendo al barco.

El capitán de un barco chino y su tripulación lograron repeler a un grupo de piratas somalíes que abordaron su barco, el Zhenhua 4.

Los nueve piratas armados fueron desalojados de la cubierta de la nave por el capitán Peng Weiyuan y su tripulación luego de una feroz resistencia, que bombas molotov y cañones de agua.

Helicópteros de una fuerza multinacional también participaron en la batalla que se prolongó por cuatro horas y que resultó en la retirada de los piratas.

El ataque se produjo horas después que China anunciara el envío de barcos de guerra de la armada para combatir la piratería en la región.

Molotov con cerveza

A través de un teléfono satelital, el capitán Peng habló desde el Océano Índico con la BBC y afirmó que los piratas atacaron la embarcación utilizando dos lanchas motoras.

Foto de la agencia Xinhua según la cual se muestra a piratas disparando contra la tripulación
Según el capitán, los piratas estaban bien armados.
"Abrieron fuego, querían que nos detuviéramos. Teníamos 27 miembros de la tripulación a bordo del barco y les gritamos a los piratas 'váyanse' pero ellos fueron muy rápidos".

Peng intentó maniobrar para impedir que los piratas abordaran el barco pero a pesar de los esfuerzos los corsarios lograron subirse a la embarcación tras utilizar escaleras.

"Siete piratas se montaron en el barco y dos permanecieron en las lanchas motoras. Los siete que se subieron al Zenhua 4 tenían una actitud muy amenazadora", dijo el capitán.

Pero en vez de rendirse, la tripulación se replegó en direción a sus residencias que dan hacia la cubierta.

"Teníamos muchas botellas de cerveza con las que hicimos bombas molotov. Tras el primer ataque ellos se replegaron pero portaban armamento muy avanzado -armas antitanques- que lanzaron hacia nosotros y posteriormente pudieron acercarse a nuestras residencias", relató Peng.

El combate se decidió cuando la tripulación logró alcanzar el piso superior a la cubierta y desde arriba comenzaron a arrojar botellas y gasolina.

"Finalmente utilizamos un cañón de agua de alta presión. Ellos nos disparaban y una bala me rozó como a 25 centímetros de donde estaba, pero luego se retiraron. No podían pelear más. Había humo y fuego", describió Peng.

Zapatos

Ya derrotados, los piratas hicieron algunas peticiones inesperadas al capitán y sus hombres mientras se preparaban para dejar el Zhenhua 4.

Estábamos encerrados y la puerta era bastante ancha. Los piratas nos gritaban '¡Abran la puerta!', por lo que logramos trepar un nivel más arriba y utilizamos todo lo que teníamos para amenazarlos, como botellas y gasolina
Peng Zhenhua, capitán del Zhenhua 4
"El cabecilla de los piratas dijo: 'Paren. No podemos continuar peleando más. Déjennos ir' y yo respondí: 'Los dejaremos ir. Váyanse del barco'".

Peng señaló que entonces los piratas les pidieron zapatos porque estaban descalzos y en la cubierta había vidrios rotos.

Seguidamente se les lanzaron zapatos de cuero y los piratas huyeron, sólo para regresar minutos después y pedir combustible para sus lanchas.

Peng añadió que mientras sucedían los enfrentamientos aparecieron helicópteros que comenzaron a disparar contra los piratas.

"Nos ayudaron a tener éxito", agregó.

Este jueves, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Liu Jianchao, le dijo a los periodistas que los preparativos para enviar barcos de guerra hacia la región estaban en marcha.

El corresponsal diplomático de la BBC Jonathan Marcus indicó que éste sería el primer despliegue activo de la armada china más allá del Océano Pacífico en siglos.

1 comentario:

jabali dijo...

Me gustó la actitus del Captán del Barco, tipo pelicula se defendió y los simpáticos no lograron su objetivo.Buena la actitud, saludos Pastor Dio le bendiga.
Alex Jara Lee