05 diciembre 2008

Dalai Lama pide a la UE dialogar con China para resolver el conflicto del Tíbet

El líder budista habló hoy ante la Eurocámara e insistió en que los tibetanos no aspiran a la secesión.

Jueves 4 de Diciembre de 2008
12:17
EFE

BRUSELAS.- Tenzin Gyatso, el XIV Dalai Lama, pidió hoy a la Unión Europea (UE) un diálogo "franco" con las autoridades chinas para resolver, a través de la negociación, el conflicto del Tíbet, e insistió en que los tibetanos no aspiran a la independencia sino al respeto de su cultura y religión.

En un acto solemne ante el pleno del Parlamento Europeo en Bruselas, el líder budista solicitó a la UE que use "todo su buen hacer" y que "no ahorre esfuerzos" para persuadir a Beijing de la necesidad de alcanzar un compromiso sobre el futuro de la región ocupada en 1959.

El Dalai Lama denunció en su discurso la situación que viven los tibetanos, "con una enorme presencia policial y militar", y con una "ley marcial de facto" impuesta por las autoridades chinas en muchas zonas.

"Es como si los tibetanos afrontasen una sentencia de muerte, una sentencia destinada a barrer el espíritu del pueblo del Tíbet", aseguró.

El Premio Nobel de la Paz de 1989 insistió, sin embargo, en que los tibetanos "no están en contra del Gobierno" y que aspiran a "construir una sociedad armónica" dentro de China.

"Hemos solicitado a las autoridades chinas algo que ya se menciona en su Constitución, los derechos de las minorías", aseguró Gyatso, que recalcó en varias ocasiones que el Tíbet no aspira a la secesión, sino que quiere formar parte de China por su "propio interés".

"Tíbet era materialmente atrasado y los tibetanos quieren modernizar el Tíbet y nos interesa estar dentro de esa gran nación que es la República Popular de China", dijo.

Por ello, instó a Europa a mantener un "diálogo estrecho" con Beijing y lamentó que el apoyo al Tíbet mostrado por las instituciones y gobiernos de la UE haya causado "tensiones" entre China y los Veintisiete.

La gira europea del Dalai Lama ha añadido un punto más de tirantez a las relaciones entre el gigante asiático y la UE, ya dañadas tras la concesión por parte del Parlamento Europeo de su premio Sájarov a la libertad de conciencia al disidente encarcelado Hu Jia y después de que la Europa condenase la ejecución del científico chino Wo Weihan, acusado de espiar para Taiwán.

De hecho, Beijing decidió cancelar la cumbre UE-China prevista para esta semana en Lyon (Francia) tras conocer la intención del presidente de turno de la Unión, el francés Nicolas Sarkozy, de entrevistarse con el Dalai Lama durante su viaje a Europa.

Hoy mismo, el Gobierno chino advirtió que los planes de Sarkozy pueden poner en peligro las relaciones comerciales de Francia con China y condicionó la celebración de la cumbre con la UE en un futuro a la actitud francesa con respecto al Tíbet.

Sarkozy tiene previsto reunirse con el Dalai Lama el próximo sábado en Polonia, donde el líder tibetano participará en un encuentro de premios Nobel de la Paz.

Preguntado hoy por este asunto, el Dalai Lama trató de restar importancia a su cita con Sarkozy e incluso bromeó al respecto, asegurando que tras conocer a su mujer, la cantante y ex modelo Carla Bruni, está esperando encontrarse con el Presidente galo.

El tono distendido, las bromas y las anécdotas marcaron de hecho el discurso del Dalai Lama en el hemiciclo, en el que recordó algunos de los principios del budismo y llamó a restar importancia a los valores materiales y a recuperar la paz interior para lograr una "vida feliz".

La visita del líder tibetano levantó hoy una gran expectación en la Eurocámara, donde un buen número de parlamentarios y funcionarios escenificaron con banderas y pañuelos típicos su apoyo al Tíbet.

El presidente de la institución, el alemán Hans-Gert Pöttering, lo dejó claro y aseguró que, respetando la integridad territorial de China, es "obligación" del Parlamento ayudar al Dalai Lama "para que el pueblo tibetano pueda vivir su cultura y su religión".

No hay comentarios.: