11 abril 2013

Libros en Red

Libros en Red
10 de abril de 2013

Desde el comienzo de la historia, los hombres han encontrado en la risa un recurso poderoso: un refugio ante los sinsabores de la vida y un modo de unirse, en alegría, con las personas que lo rodean. Pensadores de todas las épocas lo han señalado: 

"La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano", Víctor Hugo

"Cada vez que un hombre ríe, añade un par de días a su vida", Curzio Malaparte

"El hombre incapaz de reír no solamente es apto para las traiciones, las estratagemas y los fraudes, sino que su vida entera ya es una traición y una estratagema", Thomas Carlyle

"Sin amor y sin risas nada es agradable", Horacio

"Afortunado el hombre que se ríe de sí mismo, ya que nunca le faltará motivo de diversión", anónimo

Y el contundente proverbio escocés: "La sonrisa cuesta menos que la electricidad y da más luz". 

Por eso compartimos con ustedes, a continuación, tres microrrelatos (o minicuentos, cuentos-miniatura o cuentos hiperbreves) que tienen su cuota de humor. 

"El espejo chino", anónimo

Un campesino chino se fue a la ciudad para vender la cosecha de arroz y su mujer le pidió que no se olvidase de traerle un peine. 

Después de vender su arroz en la ciudad, el campesino se reunió con unos compañeros, y bebieron y lo celebraron largamente. Después, un poco confuso, en el momento de regresar, se acordó de que su mujer le había pedido algo, pero ¿qué era? No lo podía recordar. Entonces compró en una tienda para mujeres lo primero que le llamó la atención: un espejo. Y regresó al pueblo. 

Entregó el regalo a su mujer y se marchó a trabajar sus campos. La mujer se miró en el espejo y comenzó a llorar desconsoladamente. La madre le preguntó la razón de aquellas lágrimas. 

La mujer le dio el espejo y le dijo: 

–Mi marido ha traído a otra mujer, joven y hermosa. 
–La madre cogió el espejo, lo miró y le dijo a su hija: 
–No tienes de qué preocuparte, es una vieja. 

Otro del escritor español Max Aub, "Hablaba y hablaba... ": 

Hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba. Y venga hablar. Yo soy una mujer de mi casa. Pero aquella criada gorda no hacía más que hablar, y hablar, y hablar. Estuviera yo donde estuviera, venía y empezaba a hablar. Hablaba de todo y de cualquier cosa, lo mismo le daba. ¿Despedirla por eso? Hubiera tenido que pagarle sus tres meses. Además hubiese sido muy capaz de echarme mal de ojo. Hasta en el baño: que si esto, que si aquello, que si lo de más allá. Le metí la toalla en la boca para que se callara. No murió de eso, sino de no hablar: se le reventaron las palabras por dentro. 

Y el clásico de Ana María Shua: 

¡Arriad el foque!, ordena el capitán. ¡Arriad el foque!, repite el segundo. ¡Orzad a estribor!, grita el capitán. ¡Orzad a estribor!, repite el segundo. ¡Cuidado con el bauprés!, grita el capitán. ¡El bauprés!, repite el segundo. ¡Abatid el palo de mesana!, grita el capitán. ¡El palo de mesana!, repite el segundo. Entretanto, la tormenta arrecia y los marineros corremos de un lado a otro de la cubierta, desconcertados. Si no encontramos pronto un diccionario, nos vamos a pique sin remedio. 

¿Qué otros microcuentos humorísticos conocen o pueden inventar ustedes? Los esperamos en el foro. 

¡Y no olviden pasar más abajo por la sección "Libro de regalo", que incluye un clásico del humor para ustedes: Cartas desde la Tierra, de Mark Twain!

Libros recomendados
InquietudesPura poesía guatemalteca. 

Recopilación de poemas inspirados en el patriotismo, el amor, las remembranzas y las experiencias del diario vivir. La obra se divide en seis:Poemas patrióticos, Poemas de amor, Poesía libre, Poema épico, Poemas religiosos y Poemas en inglés.

Efraín López Rodríguez nació en la ciudad de Guatemala en 1933. Su vida estuvo desde siempre relacionada con la música y la literatura. Además de haber escrito la presente obra, de prosa y poesía liberada, es coautor del libro Desde Los Ángeles.
El último refugioTranscurre en los años setenta, cuando un joven recién graduado de periodista entra a trabajar en un prestigioso periódico venezolano. Allí un destacado colega lo convence para que escriba una novela basada en una historia sorprendente que le fue revelada por una anciana alemana residente en un pueblo fundado por emigrantes en 1830.

El joven periodista acepta el interesante encargo, que consiste en contarcómo la anciana ayudó, sin quererlo, a escapar a Hitler de Alemania y a esconderse hasta su muerte en un pequeño pueblo, llamado Colonia Tovar, ubicado en plena selva de Venezuela.

El último refugio es, así, dos novelas en una. Una gran ficción con personajes históricos y una trama tan atrapante como verosímil.

José Francisco Valencia Merayo nació en Valladolid, España, pero vivió gran parte de su vida en Caracas. Estudió Filosofía en la Universidad Central de Venezuela y es técnico en Artes Gráficas. Actualmente, es asesor para empresas metalgráficas, lo que le ha permitido viajar por el mundo y conocer diversas culturas.
Libro de regalo
Cartas desde la Tierra En la misma línea de los Diarios de Adán y Eva,Twain demuestra ser, una vez más, un maestro del humor.

Son las cartas que Satanás les envía a los ángeles desde la Tierra. No se priva de los comentarios maliciosos y burlones de lo que ve en nuestro planeta, que en más de una oportunidad lo deja perplejo.
Direcciones para visitarnos y seguirnos
Para contactarse con nosotros (no respondemos a través de la cuenta de envío de este correo), use el formulario de mensajes
donde se enterará cómo editar su libro en Kindle y en Nook

donde encontrará nuestro perfil en facebook

donde encontrará nuestras publicaciones en twitter

donde podrá leer textos (y comentarios a ellos) sobre la cultura en general y la literatura en particular

donde podrá bajarse audiolibros de forma gratuita

donde podrá averiguar todo acerca de cómo incluir un kiosco virtual en su sitio y comenzar a ganar por las visitas y ventas que sus internautas generen

donde se ofrecen con detalle y claridad nuestros servicios editoriales.


Muchos saludos y hasta muy pronto,

Editorial LibrosEnRed

No hay comentarios.: