08 septiembre 2006

"Cerezas mágicas"

Alguien dijo: "Para un mal cien virtudes" Hasta que punto esto es cierto, no sé. Cada dia nos sorprende algo nuevo, a veces bueno, otros mas o menos. Sobre esto usted tiene la palabra.

Nueva moda: cerezas goji

Cerezas goji.
Las cerezas son un "shock" vitamínico.

Las celebridades delgadas han hablado maravillas de las cerezas Goji y ahora, los supermercados británicos las venden. Pero, ¿cumple esta "milagrosa" fruta del Himalaya con todo lo que promete?

Las cerezas goji son la última moda entre los evangelistas de la vida sana y las dietas. Pequeñas, rojas, secas, y un poco parecidas en sabor a los arándanos, esta fruta de rica nutrición está pegando el salto de los negocios especializados a los supermercados.

Ya exitosa en Estados Unidos, se dice que celebridades como Madonna, Liz Hurley y Mischa Barton la comen con placer gracias a sus ricas propiedades.

"Viagra frutal"

Se supone que las cerezas goji contienen:

  • Más vitamina C que las naranajas,
  • Más beta caroteno que las zanahorias
  • Más hierro que la carne.

No hace falta pelarlas, y las cerezas son tan livianas que, por día, se recomienda comer sólo entre 10 y 30 gramos.

La máquina de publicidad las hace llamar "viagra frutal", "asesina de celulitis" y afirma que, al probarlas, uno "saltará de alegría".

Una explicación científica más sobria afirma que se cree que el beta caroteno en la fruta ayuda a prevenir enfermedades del corazón, defiende contra el cáncer, y protege la piel del daño del sol. Las cerezas son una buena fuente de vitaminas B y antioxidantes, que lo pueden proteger contra el efecto de las reacciones químicas en el cuerpo.

"Parece una cereza bastante increíble", afirma la dietista Jacqui Lowden, del University Hospital de Cardiff. "Pero muchas de esas cosas son pura novedad".

"Comer un poco de cerezas no cambiará su vida. Eso requiere una combinación de cosas: peso general, atención al consumo de grasas -y tipo de grasas-, consumo de fibras, vitaminas e hidratación. Es un paquete completo", explica Lowdon.

Pero como una de las cinco porciones de frutas y verduras que se recomienda comer por día, Lowden las recomienda sin dudas. "Una nueva alternativa siempre es buena", dice.

Moda saludable

¿Pero adoptará el consumidor promedio el hábito de comer cerezas goji?

Jonathan Foreman
Muchos creen que dan un empuje enorme a la libido, pero yo no lo he experimentado
Jonathan Foreman

La frutería orgánica Fresh & Wild, en el barrio londinense de Notting Hill, es quizás el lugar menos indicado para indagar sobre la popularidad de un producto entre el público en general, pero es aquí donde se puede detectar cuando algo saludable se pone de moda en la capital inglesa.

"¿Dónde están las cerezas goji?" es la frase más escuchada entre los clientes que vienen a comprar productos de alimentación sana.

Desde casi 3 dólares por bolsa de 60 gramos, las cerezas goji no son baratas, comparadas con una manzana o una naranja. Pero los paquetes, junto a las barras de cereal con su sabor se han vendido como pan caliente en los últimos días.

"Han estado desapareciendo de las estanterías", afirma el gerente Alan Green, a quien le gusta comerla mezcladas con nueces y semillas.

En la estantería donde se ofrecen los productos goji, Jonathan Foreman, un londinense de 40 años, está comprando un par de paquetes.

"Son buenas para comer con cereal, crujientes, no muy dulce y un poco como una mezcla entre pasas y una fresa o una mora", afirma.

Le gusta su sabor y su valor nutritivo, pero agrega: "Muchos creen que dan un empuje enorme a la libido, pero yo no lo he experimentado".

Impacto

Las cerezas goji crecen en China, Mongolia y el Tíbet, donde también son consumidas en forma de jugo.

Dos mujeres prueban cerezas.
Las cerezas no pasaron la prueba de Sarah y Katasha.

¿Pero no es preocupante que tengan que ser transportadas miles de kilómetros para ser vendidas en el mercado occidental, especialmente dada la preocupación que existe sobre la contaminación ambiental que produce el transporte?

Los consumidores de las cerezas se defienden de esas acusaciones explicando que las cerezas son transportadas en barcos y no en aviones.

Si la popularidad crece o no, dependerá no sólo de cómo la califica la gente famosa, sino del éxito que tenga entre las masas.

Afuera de un supermercado británico, dos jóvenes mujeres prueban las cerezas goji.

Sarah, una de ellas, las rechaza. La otra, Katasha, dice "saben a té".

¿Las comprarían? "Sí, si fuesen más baratas", afirma Katasha, "y si tuviesen mejor sabor".

No hay comentarios.: