22 marzo 2007

Agua

¿Cómo vivir con escasez de agua?
Si no aprendemos a vivir con menos agua, no podremos evitar los dramáticos desafíos que enfrentará la humanidad en los próximos 50 años.

Sequía
La falta de agua amenaza a 850 millones de personas en el mundo.

Ésa es la conclusión de un informe del Instituto Internacional del Manejo de Agua (IWMI, por sus siglas en inglés), presentado este jueves con motivo del Día Mundial del Agua.

El documento se centra en la necesidad de mejorar el manejo de los recursos hídricos en la agricultura y en los ecosistemas.

"El mundo necesita cada vez más agua para vivir y alimentarse, y cada vez contamos con menos agua para satisfacer esas necesidades", dijo a BBC Ciencia, Felipe Wester, investigador de la Universidad de Wageningen, en Holanda, y uno de los autores del informe.

"Solemos pensar que el agua es un recurso sin límites y que podemos obtenerla de los ríos, lagos o aguas subterráneas", agrega.

"Pero no es así. Vivimos con una constante escasez del líquido, y tenemos que cambiar esa forma de pensar".

Agua y alimentos

Bajo el título "Un Análisis Comprehensivo del Uso del Agua en Agricultura", el informe reúne el trabajo de más de 700 especialistas de todo el mundo.

Fuente de agua
Se deben mejorar los programas de acceso al agua en las grandes ciudades, advierte el informe.
En el estudio se analizan las políticas y prácticas del uso del agua y el desarrollo en el sector agrícola alrededor del mundo durante los últimos 50 años.

"La falta de agua es un verdadero problema para la mayoría de los 850 millones de personas desnutridas en el mundo, donde el agua es clave para la seguridad alimentaria", afirman los investigadores.

Debido al rápido crecimiento económico de muchas ciudades del mundo, las dietas de las poblaciones están cambiando y cada vez hay una mayor dependencia de productos animales.

Las ciudades en crecimiento requieren más agua y con esto aumentan los problemas medioambientales.

Según el doctor Wester, "el uso de agua en agricultura es uno de los principales factores de la degradación de los ecosistemas".

Sin duda no tendremos mayor cantidad de agua, pero sí es posible satisfacer nuestras necesidades causando menos daño a los ecosistemas
Felipe Wester, autor del informe
"Hay muchos ríos en el mundo que ya han rebasado sus límites y el agua ya no fluye hasta el mar", dice Felipe Wester.

"Esto provoca pérdida de hábitats, sequías y reducción en los niveles de agua subterránea", afirma el investigador.

Según el experto, la clave para la "sostenibilidad" del medio ambiente es limitar el uso de agua en la agricultura.

La necesidad de combatir a la pobreza y el hambre en el mundo, y de alimentar a una creciente población cada vez más rica, hará que la demanda de la alimentación global se duplique en los próximos 50 años.

Y si las prácticas agrícolas actuales no cambian lo suficientemente rápido, el uso de agua también se duplicará, advierten los científicos.

Productividad

Pero, ¿es posible producir más alimentos y satisfacer las necesidades de una creciente población sin utilizar más agua?

Distribución de agua en México
En México hay una gran inequidad en el acceso al agua, según el estudio.
"Sin duda no tendremos mayor cantidad de agua -afirma Felipe Wester- pero sí es posible satisfacer esas necesidades causando menos daño a los ecosistemas".

Según el IWMI, con mejores políticas e inversiones en sistemas de irrigación, de captación y almacenamiento de lluvias, y mejorando el comercio, durante los próximos 50 años podremos limitar el uso de agua en un 13% y 15%, y la expansión de tierras cultivables en un 9%.

Lo cierto es que hoy ya tenemos una escasez de agua y debemos aprender a vivir con ella, dicen los investigadores.

"Por ejemplo, está el caso de Ciudad de México, un ejemplo muy claro y muy serio de los conflictos que existen con el agua", afirma Wester.

"En una ciudad así, lo primero es dejar de crecer y después mejorar la desigualdad en el acceso al agua y la forma como se utiliza".

"En la Ciudad de México hay gente que utiliza 3.000 litros de agua por persona al día y no paga nada por ese consumo".

"Y hay gente de bajos recursos que no cuenta ni con treinta litros de líquido", señala el investigador.

La pobreza, el hambre y la degradación de ecosistemas continúan azotando a los países en desarrollo, no sólo por las fallas técnicas sino por los errores políticos e institucionales, afirma el informe.

"Es por eso que necesitamos urgentemente reformar los organismos de manejo de agua, y los gobiernos deben dirigir este proceso de reforma", dice Felipe Wester.

"Aunque la escasez de agua llegó para quedarse, muchos de los problemas asociados con esta escasez pueden evitarse", concluye el investigador.

No hay comentarios.: