17 julio 2008

FMI: futuro claroscuro

Redacción BBC Mundo

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió que, en los próximos seis meses, aumentará la inflación y disminuirá el crecimiento, en especial en los países en desarrollo, aunque la desaceleración resultante de la crisis crediticia no es tan aguda como se temía.

Producción de vehículos
El aumento de la inflación se vincula con al alza de los precios de la energía y las materias primas.
"El FMI prevé que el crecimiento mundial se desacelerará significativamente en el segundo semestre del año, para luego recuperarse paulatinamente en 2009", dijo el organismo.

Según los pronósticos actualizados de sus "Perspectivas de la economía mundial", el FMI también vaticina un aumento de la inflación, "sobre todo en los países de mercados emergentes y los países en desarrollo".

El FMI, con sede en Washington, Estados Unidos, destacó que el incremento de la inflación está vinculado al alza de los precios de la energía y las materias primas.

"Con este telón de fondo, la prioridad central de las autoridades es contener la creciente presión inflacionaria sin perder de vista los riesgos para el crecimiento", dijo la organización.

Economías emergentes

El Fondo Monetario Internacional señaló que "en muchas economías emergentes se necesita una política monetaria más restrictiva y mayor austeridad fiscal, conjugadas en algunos casos con una gestión más flexible del tipo de cambio".

Sin embargo, dijo que en las principales economías avanzadas "habría menos razones para un endurecimiento de la política monetaria, dado que las expectativas inflacionarias y los costos de la mano de obra seguirían estando bien anclados".

El crecimiento mundial se desacelerará significativamente en el segundo semestre del año para luego recuperarse paulatinamente en 2009
FMI

No obstante, el organismo subrayó que "es necesario vigilar de cerca las presiones inflacionarias".

El economista principal del FMI, Simon Johnson, dijo que estos son momentos difíciles para los gobiernos de casi todos los países.

Johnson también expresó su preocupación de que las políticas de algunos países en desarrollo no hayan respondido a los nuevos desafíos.

"Si no se toman medidas decisivas y a tiempo contra la inflación, tememos que los resultados económicos en 2009 podrían ser significativamente peores que los de nuestras proyecciones de base", dijo.

Tasas de interés

Johnson sugirió que se aumenten las tasas de interés y que se flexibilicen más las políticas financieras.

Construcción de viviendas
La desaceleración resultante de la crisis crediticia no es tan aguda como se temía, según el FMI.
Según él, si los países en desarrollo le hacen frente sin demora a la inflación, podrían experimentar sólo una pequeña desaceleración en su crecimiento económico.

El especialista en temas económicos de la BBC Andrew Walker señaló que "muchos economistas consideran que una de las grandes lecciones de la inflación de los años 70 es que una vez que ésta sienta raíces es difícil de controlar".

"A menos que se aborde a tiempo, el costo puede aumentar agudamente, en términos de un mayor desempleo y de un crecimiento económico que se hace más lento o se detiene completamente", añadió.

¿Buenas noticias?

El FMI dijo que el crecimiento mundial disminuyó a 4,5% en el primer trimestre de 2008, después de haber alcanzado un 5% en el tercer trimestre de 2007.

Sin embargo, reconoció que "la desaceleración registrada en el primer trimestre (de 2008) fue algo menos pronunciada que lo previsto en la edición de abril último de Perspectivas de la economía mundial".

La desaceleración registrada en el primer trimestre (de 2008) fue algo menos pronunciada que lo previsto en la edición de abril último de Perspectivas de la economía mundial
FMI

Ahora el organismo proyecta que en 2008 el crecimiento será del 4,1%, y no del 3,7%, como preveía en abril.

Algunos observadores señalan que estas diferencias indican que la desaceleración global resultante de la crisis crediticia no es tan aguda como se temía.

De ser así, podrían diminuir los temores de que varias de las principales economías del mundo están a punto de entrar en una recesión prolongada, debido a los problemas del mercado hipotecario estadounidense y a la subsiguiente crisis de créditos.

Las proyecciones de crecimiento hechas por el FMI para las economías de mercados emergentes incluyen a México y a Brasil.

El primero crecerá un 2,4% en 2008, cuatro décimas más que lo previsto por el organismo en abril. Entretanto, Brasil crecerá, según los pronósticos, un 4.9% este año, una décima por encima de lo previamente calculado.

No hay comentarios.: