05 julio 2008

Llega al mercado una red informática israelí de bajo costo

TENDENCIAS

El SoftXpand es un programa informático que aprovecha los recursos de un computador para dar cabida a ocho terminales, permitiendo el ahorro de hardware, software, mantenimiento y energía.

EFE

Una empresa israelí ha desarrollado un programa informático que, con complejos algoritmos, aprovecha los recursos de un computador para dar cabida a ocho terminales con el consecuente ahorro de hardware, software, mantenimiento y energía.

El SoftXpand, que está en fase de lanzamiento en todo el mundo, supone una revolución en la explotación de recursos "al convertir la unidad central de procesamiento (CPU) en una cómoda y accesible red", explica Eli Segal, gerente de Miniframe, nombre que recibe por analogía con los primeros supercomputadores centrales ("mainframe") que administraban las funciones de los usurarios.

"Buscábamos un término intermedio entre 'mainframe' y el computador personal (PC), de forma que el usuario pueda disfrutar de los dos mundos", agrega.

El usuario se beneficia así de la comodidad a la que está acostumbrado con el PC y, a la vez, dispone de un sistema organizativo efectivo para grupos de trabajo.

Y es que cuatro años de investigación se han traducido en la aplicación de la funcionalidad del "mainframe" a un entorno de computadores personales.

Su única limitación es el número de ranuras ("slots") en la CPU para conectar los monitores, el mouse y el teclado van por USB aunque en la actualidad las tarjetas gráficas con dos conectores ("dual headed") resuelven fácilmente el problema.

"Tomas cualquier computador, le instalas nuestro programa y los recursos son repartidos entre cada terminal de acuerdo a lo que va requiriendo cada usuario", indica Segal.

El secreto del nuevo programa es lo que los expertos denominan "virtualización", y que a efectos prácticos significa una optimización conjunta de los recursos de memoria (RAM y VRAM) y microprocesadores en el CPU por un lado, y de la tarjeta aceleradora de gráficos (GPU), por el otro.

En las tarjetas GPU más usadas actualmente hay hasta 128 procesadores y nosotros sabemos utilizarlos y optimizarlo con el CPU, ésa es nuestra patente, balancear la potencia del CPU, el GPU, la memoria RAM y la memoria de las tarjetas de vídeo (VRAM)", asegura el gerente de Miniframe.

Ya que "las tarjetas aceleradores realizan la mayor parte del trabajo pesado que hace hoy un computador", no hay razón alguna para que un equipo con varias de estas tarjetas, tantas como "slots" disponibles, no pueda servir a más de un usuario, razona.

Con el consiguiente ahorro en el número de computadores que comprar, su mantenimiento y, según el país, incluso el número de licencias para programas. Un ejemplo claro son los antivirus, del que solo habrá que comprar uno.

Miniframe ha calculado también los aspectos energéticos de su programa, que elimina los 65 vatios por hora de consumo de cada CPU.

El resultado es que por el precio de tres computadores lo que cuesta una unidad de CPU, las ocho licencias de Miniframe y otros tantos monitores cualquier empresa o particular puede disfrutar de una red de bajo coste.

El programa está diseñado también para que las conexiones entre las terminales y la CPU sean eventualmente inalámbricas, aunque el precio en el mercado de estos equipos encarecen sustancialmente el coste global de este tipo de red.

El invento no es invulnerable tampoco al problema de cualquier red: si se cae el equipo central afecta a todas las terminales.

En cualquier caso, y a la espera de su acogida en el mercado, SoftXpand se promociona con la vieja fórmula publicitaria de "¿quién da más por menos?", esto es: ocho computadores dicen en uno. Y al precio de tres.

No hay comentarios.: