15 julio 2008

Madre china salva al asesino de su hijo

Redacción BBC Mundo

Puñal
Song apuñaló a Ma por una deuda del equivalente a US$82.

El preso Song Xiaomin aguardaba su destino en el corredor de la muerte cuando recibió la noticia de que su sentencia fue reducida a 12 años de cárcel a petición de la madre de la víctima.

La portada del diario chino "Beijing News" amaneció con la imagen del hombre, de 23 años de edad, arrodillado, esposado y suplicante ante la dolorida señora Liang Jianhong.

Ahora Song promete que una vez cumplida su condena cuidará de la señora en su vejez.

La conmutación de la pena de Song fue posible gracias a una importante reforma de la pena capital que permite desde 2007 la revisión de penas de muerte decretadas por tribunales menores.

"Lección de tolerancia"

En 2006 Song y el hijo de Liang, Ma Gang, se fueron a trabajar a Pekín desde una provincia al norte de China.

Ejecución en China (Foto de archivo)
China permite desde 2007 la revisión de casos con pena de muerte.
Pero el pasado ocho de enero, Song apuñaló a Ma porque éste se negó a pagarle una deuda de 560 yuanes (US$82) con los que pretendía volver a su casa para el Festival de la Primavera, una de las festividades más importantes en China.

"Agarré un cuchillo para intimidarle", dijo Song en el juicio ante un Tribunal de Pekín convencido de que sería condenado a muerte.

Sin embargo, la madre de Ma, consciente de que la ejecución de Song no le iba a devolver la vida de su hijo, pidió una segunda oportunidad para el asesino a pesar de "seguir odiándolo" y rechazó cualquier indemnización económica del acusado porque su familia "es aún más pobre que la mía".

Song dijo que la mujer le ha "enseñado una lección de tolerancia" y añadió: "Espero poder cuidarla cuando sea liberado".

Nueva legislación china

La revisión del caso de Song fue posible gracias a una de las más importantes reformas introducidas en el sistema judicial chino.

Debido a la cantidad de errores cometidos en el pasado y a la creciente presión internacional, desde el 1º de enero de 2007 China permite revisar las penas de muerte dictadas por cortes menores.

"La realidad es que actualmente hay más países que no usan la pena de muerte que los que sí la usan, y hace 15 años era lo contrario", apuntó Salomón.
Josefina Salomón, portavoz de Amnistía Internacional.
"Que se den estas revisiones en China es un hecho positivo, y el gobierno chino ha dicho públicamente que quiere tomar pasos para eliminar la pena de muerte", explicó a BBC Mundo Josefina Salomón, portavoz de Amnistía Internacional.

"Pero consideramos que el efecto de lo que se dice en público sólo se verá cuando se tomen medidas concretas", añadió.

Según la fundación Dui Hua, organización que sigue la situación de presos políticos en China, en 2007 se ejecutó a 5.000 personas.

China forma parte a lo que Amnistía llama el "club de la pena de muerte" junto con países como Estados Unidos, Irán y Arabia Saudita donde ocurren hasta el 90% de las ejecuciones en el mundo.

No obstante, según señala Amnistía Internacional, los avances respecto a la abolición de la pena de muerte han sido notables en los últimos años.

"La realidad es que actualmente hay más países que no usan la pena de muerte que los que sí la usan, y hace 15 años era lo contrario", apuntó Salomón.

No hay comentarios.: