11 agosto 2008

¿Muertos de miedo... o de risa?

Escena de la película "El Exorcista".
¿Usted lloró o rió al ver "El Exorcista? Depende de sus genes.

¿Alguna vez se preguntó por qué usted sufre cuando ve una película de horror y su acompañante se ríe sin parar al ver las mismas imágenes?

Un grupo de científicos en la Universidad de Bonn, en Alemania, parece haber descubierto una de las razones de esta diferencia: una variación genética.

Esa variación ocurre en un gen llamado "COMT", que afecta a una sustancia química en el cerebro que tiene vínculos con la ansiedad.

Las personas que tienen dos copias de una versión de ese gen sufren de mayores índices de ansiedad cuando ven imágenes desagradables.

Por otra parte, las personas que tienen un par de copias de la otra versión posible de ese gen o que combinan las dos formas, son mucho más capaces de mantener sus emociones bajo control.

Para llegar a esta conclusión, lo que los científicos midieron es la "respuesta asustada" de 96 mujeres con distintas variaciones de ese gen.

Esa "respuesta asustada" fue medida con electrodos conectados a sus músculos oculares, ya que cuando una persona se "asusta" debido a una respuesta emocional, sus ojos pestañean automáticamente.

Supervivencia

A esas voluntarias se les mostró distintos grupos de fotografías: unas plácidas (imágenes de niños o animales), otras neutrales (como un secador de pelo) y otras violentas (como armas o personas heridas en la escena de un crimen).

La selección natural nos codifica para la supervivencia, no para la comodidad. Este gen, pese a ser incómodo, puede ser beneficioso para sobrevivir
George Fieldman, psicólogo de la Buckingham New University del Reino Unido

En base a las respuestas y a un estudio genético de cada una de las participantes, se llegó a la conclusión de que la variación genética es un factor clave en los distintos niveles de ansiedad.

El estudio, publicado en la revista Neurociencia Comportamental, deja en claro que no se puede atribuir todo el nivel de ansiedad de una persona a esta variación genética y que existen otros varios factores que lo influencian.

De todas maneras, dice el psicólogo Christian Montag, "identificar a los primeros genes que podrían estar asociados con la ansiedad es un paso en la dirección correcta".

Y añadió: "Sería posible recetar la cantidad adecuada de la droga correcta, refiriéndola a la composición genética, para tratar los trastornos de ansiedad".

Al mismo tiempo, el psicólogo George Fieldman, psicólogo de la Buckingham New University del Reino Unido, dijo que poseer la variedad que genera la ansiedad podría ser beneficioso desde un punto evolutivo.

"La selección natural nos codifica para la supervivencia, no para la comodidad. Este gen, pese a ser incómodo, puede ser beneficioso para sobrevivir", explicó Fieldman.

No hay comentarios.: