24 agosto 2008

Reflexión Dominical

Blaise Pascal, en su juventud tuvo un encuentro con Jesucristo, experiencia que como a todos les ha transformado la vida, e incluso re enfocó sus estudios avanzados que ya tenía, ciencia y matemáticas, a la teología, la reina de las ciencias.
Este notable hombre de ciencias oraba: "SEÑOR, AYÚDAME HACER LO GRANDIOSO COMO SI FUERA ALGO PEQUEÑO, YA QUE LO HAGO CON TU PODER; Y LO PEQUEÑO COMO SI FUERA ALGO GRANDIOSO, YA QUE LO HAGO EN TU NOMBRE"
Ests súplica de un hombre grande pero humilde, es de gran contenido bíblico.

FILIPENSES 4:13: "TODO LO PUEDO EN CRISTO QUE ME FORTALECE".

1 Corintios 10:30-31 Reina-Valera 1960

30 Y si yo con agradecimiento participo, ¿por qué he de ser censurado por aquello de que doy gracias?

31 Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.

Pascal hizo suyas estas expresiones, y empezó a depender de Dios, buscando Su Poder y a considerar todo acto de suma trancendencia, por que sabía que en ello le iba la vida.
Aprendamos de los que nos han precedido, de los que han experimentado esta fuerza y poder que tambien conocemos, pero que a veces actuamos como si no la tuviesemos.
No importa lo insignificante de la tarea, hazla con EXCELENCIA, lo mejor que puedes darle a Dios.
Si quieres grandes cosas de Dios, prueba hacer grandes cosas para Dios.

FELIZ DÍA DEL SEÑOR.

No hay comentarios.: