24 septiembre 2008

Aumenta el VIH entre drogadictos

BBC Ciencia

Las crecientes tasas de infección de VIH entre usuarios de drogas inyectadas se está convirtiendo en un enorme desafío global de salud, afirma una investigación.

Usuario de drogas inyectadas
En algunos países la tasa de infección de VIH entre usuarios de drogas es de más de 40%.
Unos 3 millones de usuarios de drogas inyectadas (UDIS) podrían estar infectados con el virus que causa el SIDA alrededor del mundo, dice el informe publicado en la revista médica The Lancet.

Los investigadores afirman que en los países investigados (donde existen datos disponibles) encontraron que en nueve de éstos más de 40% de los UDIS están contagiados con el VIH.

Entre éstos, Brasil con 48% y Argentina con 49,7% de UDIS infectados.

Pero los autores afirman que en ciertas regiones, como África, hay una preocupante falta de datos.

Y los factores de riesgo que están contribuyendo a la propagación del VIH en el mundo por esta vía, también pueden existir en este continente.

Incremento

"En vista de la creciente importancia del uso de drogas inyectadas como vía de transmisión de VIH en muchas regiones del mundo, es necesario contar con mejores datos para solucionar el problema" afirma el doctor Bradley Mathers, uno de los autores del informe.

Esto representa un enorme desafío de salud pública global
D. Bradley Mathers, Universidad de Nueva Gales del Sur
Además del doctor Mathers, del Centro Nacional de Investigación de Drogas y Alcohol de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia, colaboró en el estudio el equipo del Grupo de Referencia sobre VIH y Uso de Drogas Inyectadas de Naciones Unidas.

Los científicos llevaron a cabo un análisis de todos los datos publicados en el mundo sobre el uso de drogas inyectadas y la prevalencia de VIH.

Concluyeron que tanto el número de UDIS como las tasas de infección de VIH entre éstos, están en aumento.

El virus se propaga principalmente por el uso compartido de jeringas y agujas.

Los autores encontraron "amplias discrepancias" entre el número de UDIS y el número de UDIS con VIH alrededor del mundo.

Por ejemplo en España, la proporción de individuos de entre 15 y 64 años que son UDIS es de 0,31%, pero la proporción de UDIS contagiados con VIH es mucho más alta, con 39,7%

Ocurre lo mismo en Argentina (0,29% y 49,7%) Estados Unidos (0,96% y 15,6%) y Rusia (1,78% y 37,2%).

Las tasas de infección más altas entre UDIS se encuentran en países del sureste de Asia, América Latina y Europa del este.

El país con la más alta infección es Estonia, con más de 72% de UDIS VIH positivos.

Discrepancia

"Las regiones que preocupan particularmente -afirman los autores- son el sureste de Asia, el este de Europa, y América Latina, donde la prevalencia de infección de VIH entre subgrupos de personas que se inyectan drogas es de más de 40%".

Otros países han logrado mantener tasas muy bajas de infección entre UDIS, como el Reino Unido donde la cifra es de 2,3%, y Nueva Zelandia y Australia donde sólo 1,5% de UDIS es VIH positivo.

Usuario de drogas inyectadas
En muchos países no se tienen datos sobre prevalencia de VIH entre usuarios.
Los investigadores creen que esto se debe a la rápida introducción de programas de intercambio de agujas en los años 80.

En total, los autores calculan que debe haber más de 15,9 millones de personas en el mundo que se inyectan drogas.

Y en muchos países no se tiene información sobre la prevalencia de VIH entre esta población.

"Hay una necesidad urgente de tener un mejor entendimiento del uso de drogas inyectadas en todos los países del mundo", dice el estudio.

"Porque en la mayoría de los países se usan drogas inyectadas y la infección de VIH es prevalente en muchos poblaciones de UDIS", agregan.

"Y esto representa un enorme desafío de salud pública global".

Los investigadores afirman que es necesario invertir en programas de prevención de VIH, incluidos los programas de intercambios de agujas y tratamientos de sustitución de drogas.

También hay una clara necesidad de informar a la gente para prevenir la propagación de la infección en países donde el uso de drogas inyectadas en común, pero donde el virus todavía no se propagado entre los usuarios.

Los expertos afirman que el informe ofrece evidencia clara sobre los beneficios de los programas de intercambios de agujas.

Y esto, dicen, se ve en las altas tasas de prevalencia de VIH en los países que hasta ahora se han rehusado a establecer estos programas, en la creencia errónea de que éstos "alentarán" el uso de drogas.

No hay comentarios.: