26 septiembre 2008

Conozca los aportes y beneficios de dormir siesta

Una siesta corta, de no más de 30 minutos casi siempre da nuevos impulsos, ideas y energías a las personas que son fácilmente absorbidas por su trabajo.

Investigadores de diversas áreas han encontrado en los últimos años que el cuerpo humano requiere tanto sueño, como el cerebro se lo permite. En otras palabras, siempre y cuando el cerebro está funcionando a plena capacidad, va a existir una gran necesidad de dormir.

De acuerdo a un artículo publicado en la versión online de la revista estadounidense Newsweek , el cerebro necesita un descanso de vez en cuando y una breve siesta de 20 a 30 minutos, al parecer, sí lo ayudan a refrescarse y a seguir funcionando.

Una pequeña siesta tiende a eliminar la necesidad de cafeína y aumenta la productividad en el trabajo. También garantiza una reserva de energía para enfrentar de mejor manera el fin de la jornada laboral, lo que permite que se pueden realizar otras actividades después del trabajo.

BENEFICIOS DE LA SIESTA
Esto es lo que usted necesita saber acerca de los beneficios de dormir y cómo una siesta puede ayudarle.

1. Disminuye los niveles de estrés
Una siesta rápida aporta relajación. Una investigación encontró que los niveles de las hormonas de estrés fueron más bajos en las personas que durmieron siesta que en las que realizaban otras acciones para la reducción del estrés.

Tomar un descanso ayuda a reducir las tensiones del trabajo, y lo puede dejar sintiéndose refrescado, renovado, y más concentrado.

2. Aumenta los estados de alerta y la productividad
Si tiene la oportunidad de dormir una siesta, especialmente después de una mala noche de sueño, hágalo. Luego de ella se sentirá más alerta y enérgico, su estado de ánimo, la eficiencia en el trabajo, y el nivel de alerta mejorarán mucho.

Los científicos han demostrado que aún teniendo una siesta de aproximadamente más de 20 minutos, ocho horas después de haber despertado es más beneficiosa que haber dormir otros 20 minutos en la mañana.

3. Mejora la memoria y el aprendizaje
La siesta no son sólo para las guaguas o los ancianos. Una siesta durante el día puede aumentar la capacidad de una persona de aprender ciertas tareas.

Ese, al menos, es el cabo suelto de un nuevo estudio en el que estudiantes universitarios se enfrentan al reto de detectar cambios sutiles en una imagen durante cuatro sesiones de prueba en el mismo día.

Los resultados sugirieron que una siesta puede proteger el uso excesivo de los circuitos neuronales hasta que el cerebro pueda consolidar lo que ha aprendido de un procedimiento.

4. Buenas para el corazón
De acuerdo a los investigadores, tomar una siesta en la mitad del día también puede reducir el riesgo de muerte por enfermedades del corazón, especialmente en hombres jóvenes y sanos, dicen los investigadores.

Un estudio que incluyó a 23.681 personas que viven en Grecia, que no tenían historia de enfermedades coronarias, accidentes cerebro vasculares o cáncer, encontró que aquellos que tomaban una siesta de unos 30 minutos al menos tres veces a la semana tenían un 37% menos de riesgo de morir por una enfermedad relacionada con el corazón.

5. Aumenta del funcionamiento cognitivo
En un estudio realizado por investigadores de la Nasa mostró que una siesta de 30 minutos aumenta las facultades cognitivas en aproximadamente un 40% .

Pruebas llevadas a cabo con cerca de mil voluntarios demostraron que las personas que han seguido trabajando sin descanso, obtuvieron más bajos puntajes en pruebas de inteligencia. Más importante aún, su capacidad para memorizar y trabajar, disminuyó en comparación con aquellos que durmieron después del almuerzo.

En concordancia con la labor de la Nasa, estudiantes de Berkeley determinaron de la siesta debe ser breve, a fin de producir la máxima eficacia. Con una siesta de más de cuarenta y cinco minutos, los efectos beneficiosos de la siesta desaparecen, por lo tanto, la idea es no pasar los treinta y cinco minutos. Este es el tiempo necesario para que el organismo descanse y permite que las neuronas del cerebro se recuperen.

6. Motiva el ejercicio
Dormir siesta ayudaría a motivar el ejercicio. Alrededor del 28% de los adolescentes dicen que están demasiado cansados para hacer ejercicio, debido a la falta de sueño. Sin emabrgo, los adultos no deberían dejar que no vamos a dejar que el cansancio afecte su rutina. Un cuerpo descansado garantiza ejercicios más rápidos y más eficientes.

7. Estimula la creatividad
El descanso y la relajación no son sólo vitales para su salud , también pueden ayudar a que las personas sean más creativa. La gente tiende a ser más imaginativa después de una buena noche de sueño.

Otros expertos coinciden que tomar una siesta refresca la mente y podría conducir a mejores ideas más tarde. La siesta permite que el cerebro asocie las ideas que quedaron sueltas y abre caminos para una nueva explosión de ideas.

8. Ayuda a completar los ciclos del sueño
Algunas de las más recientes investigaciones sugieren que una mala noche de sueño puede estresar tanto al cuerpo como la mente.

Los científicos de la Universidad de Chicago estudiaron los cambios físicos en 11 hombres jóvenes que dormían cuatro horas por noche durante seis noches seguidas, y determinaron que la privación del sueño podría desencadenar condiciones como la diabetes, perjudicando la producción de hormonas, e interfiriendo en la capacidad de utilizar los hidratos de carbono.

Según algunos estudios, la siesta es claramente beneficiosa para alguien que duerme bien, pero que se le hace insuficiente el descanso que obtiene por la noche.

Los investigadores aún no entienden la neurobiología subyacente, pero parece que el tiempo de sueño es acumulativo. Se comparó los estados de alerta de las personas que dormían ocho horas por noche con el de las personas que dormían menos, pero que tomaron una siesta durante el día. Ambos grupos fueron equivalentes.

No hay comentarios.: