16 septiembre 2008

El by pass gástrico se presenta como una nueva alternativa para diabéticos

Hasta ahora, la insulina, los medicamentos, controles permanentes de glicemia y un adecuado manejo médico eran la única forma de sobrellevar la enfermedad.

Se estima que la diabetes tipo 2 afecta a 246 millones de personas en el mundo, una cifra que se teme podría aumentar en el 2025 a 380 millones de diabéticos. Chile no se quedaría atrás, y para esa fecha se estima que los chilenos mayores de 60 años se aproximarán al 20% de la población, de los cuales el 15% será diabético y el 35% tendrá intolerancia a la glucosa.

Cifras alarmantes, ya que la Diabetes Mellitus es un importante problema de salud pública, tanto por su creciente prevalencia e incidencia, como por sus complicaciones agudas y crónicas que determinan una alta mortalidad.

Luego de múltiples investigaciones y experimentación médica a escala mundial, se pudo concluir que la cirugía de by pass gástrico en pacientes de diferentes índices de masa corporal, inclusive menor de 35, puede curar la Diabetes Mellitus tipo 2, no sólo como un efecto secundario de la pérdida de peso, sino también como consecuencia de la transformación de la anatomía gastrointestinal y los cambios hormonales resultantes.

"Las indagaciones en animales, experimentos y publicaciones clínicas avalan que los pacientes obesos y los no obesos podrían beneficiarse con la cirugía de by pass gástrico que se está realizando a lo largo del mundo. Esta intervención ofrece una nueva esperanza a este tipo de enfermos, será una luz para descifrar las causas de la enfermedad y las terapias médicas del futuro", enfatizó el doctor Francesco Rubino, director del Congreso Mundial y Jefe de Cirugía Metabólica del New York- Presbyterian Hospital/ Weill Cornell Medical Center.

Según explica el doctor Camilo Boza, cirujano digestivo de Clínica UC San Carlos de Apoquindo, el by pass gástrico por vía Laparoscópica (mínimamente invasiva) es una cirugía metabólica con muy buenos resultados para el tratamiento de pacientes con diabetes y obesidad leve.

"Los pacientes operados tienen un promedio de edad de 48 años y su IMC promedio es de 33,1 kg/m2. Estamos muy orgullosos de los resultados obtenidos porque el 72% de ellos se curó totalmente de su enfermedad, mientras que el 28% mejoró su patología y por tanto su calidad de vida", manifestó el especialista.

Durante los días 15 y 16 de septiembre se desarrollará en Nueva York, Estados Unidos, el Primer Congreso Mundial sobre Terapias Intervencionales para Curar la Diabetes Tipo 2, en el cual se analizará el papel de la cirugía y sus implicancias para la salud pública a nivel global en la investigación para la cura de esta enfermedad, con mayor acceso para la población mundial a tratamientos que entreguen soluciones de salud con investigaciones rigurosas y certificadas que avalen el manejo médico y quirúrgico.

Hace cuatro años que los médicos Camilo Boza y Alex Escalona intervienen exitosamente a pacientes que padecen diabetes tipo 2, cuyo índice de masa corporal es menor a 35.

Sus destacados avances en la investigación de esta enfermedad y el poseer una de las series más grandes del mundo de diabéticos operado, les permitió ser los únicos médicos chilenos invitados al Primer Congreso Mundial para enfrentar la crisis global de Diabetes Mellitus.

No hay comentarios.: