21 septiembre 2008

Inflación

Estudio de El Mercurio y Opina S.A.
Encuesta: Todo sobre cómo lidiamos los chilenos con la inflación

El alza en los precios nos ha hecho salir menos los fines de semana; comer mucho menos fuera de la casa; preferir marcas más baratas y postergar la compra de ese tremendo LCD con el que quería seguir viendo los partidos de la selección. Es más, si la inflación se mantiene, la mayoría podría cambiar su intención de voto.
ÁLVARO RODRÍGUEZ VIAL

Alza de precios impacta en votación

Al ciudadano común le afecta la inflación, al punto de entrar a cuestionarse aspectos fundamentales de su vida como ciudadano. El tema se ha estudiado para explicar bajas en la popularidad del Presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, o los resultados de elecciones regionales en Argentina.

Desde los años 70 se estudia en EE.UU. para explicar funciones de voto de los gobiernos o bien los porcentajes de votos al partido del gobierno.

Como en las peores crisis económicas

El andar con la cabeza agachada no es patrimonio de los que invierten. Adimark GfK había notado que esta baja anímica que golpea a los consumidores, y que ya anota 18 meses consecutivos, ha llevado a que la intención de compra de viviendas y bienes durables estén en su peor nivel desde 2002

No es gratuito que los niveles de pesimismo que muestran los consumidores en el país se acerquen a aquellos en los que se ha registrado alguna crisis económica, como en 1981-82 y la crisis asiática de hace 10 años. El pesimismo, por tanto, no se explica únicamente en relación con las expectativas sino también en cómo se ha vivido, en carne propia, este encarecimiento y alzas en los precios. Las cuentas de servicios básicos, alimentos con alzas casi disparatadas y el petróleo por las nubes ha sido un cóctel difícil de asimilar.

Y pensar en ahorrar tampoco es una bicoca: los fondos mutuos y los multifondos del sistema de pensiones están teñidos de rojo.

Este "18": Menos asado y empanadas

Aunque se espera que en total unas 600.000 personas hayan visitado la Semana de la Chilenidad del parque Padre Hurtado, el consumidor aparentemente miró mucho antes de consumir, se dio más vueltas y probablemente regateó más antes de abrir la billetera.

Mala evaluación

Para el ciudadano común -que efectivamente entiende que el país está inserto en un mercado global e interconectado- identifica responsables con nombre y apellido para entender por qué la inflación sigue por las nubes. El Gobierno, el Banco Central, los agentes económicos en general llevan la delantera. Pero, al mismo tiempo, se deja de manifiesto una nada de despreciable desconfianza hacia el sector privado, lo que explica la alta responsabilidad que se le asigna a los empresarios en los altos precios de bienes y servicios.


32% De los encuestados reconoció que su situación económica está peor que hace exactamente un año. Por el contrario, sólo un 13% de los que respondieron aceptaron que están económicamente en una situación mejor que hace un año.

Un 38% dijo estar igual.

De los encuestados cree que su situación económica personal dentro de un año estará peor si la compara con la actual.

Igual porcentaje cree que mantendrá su situación o se encontrará igual.

Poco menos (29%) cree que estará económicamente mejor.

Considera que la inflación es un tema "importante" (32%) o "muy importante" (55%). Como contrapartida, el 13% de los encuestados estima que el alza del costo de la vida le resulta "algo importante" o "nada importante".

Ficha:

Universo: 400 residentes del Gran Santiago con teléfono fijo, mayores de 18 años, con distribución proporcional por comunas y aplicación de un sorteo aleatorio simple vía teléfono fijo.

Margen de error: 5% máximo para los resultados totales y un nivel de confianza del 95%.

Fecha de Aplicación: Entre los días 9 y 12 de septiembre de 2008.

No hay comentarios.: