22 septiembre 2008

Quiénes son y qué piensa la elite estudiantil de los liceos públicos

Tienen altas expectativas, el 98% quiere llegar a la universidad; leen más que el promedio de la población; son participativos, sólo el 13% se siente identificado con los actuales dirigentes secundarios.

E. Simonsen / S. Vargas


Cuando se acababan de apagar las voces de protesta por la crisis del Instituto Nacional y el resto de los estudiantes de liceos públicos volvían a clases después de semanas de movilizaciones contra la Ley General de Educación (LGE), La Tercera quiso conocer quiénes eran estos estudiantes que han tomado la voz.

Para ello, se elaboró un cuestionario con 90 preguntas de diversos ámbitos (cultura y uso del tiempo libre, política, etc.) a 225 estudiantes de seis liceos emblemáticos, en conjunto con Raúl Zarzuri, del Centro de Estudio Sociológicos. Aquí sus principales hallazgos.

GENERACIÓN CON ALTAS EXPECTATIVAS
Están en los mejores liceos públicos del país con una finalidad: el 98% quiere seguir estudios en la universidad y las mismas expectativas tienen sus padres. Diferencia notable con el promedio de su generación: según un estudio del Cide de 2006, el 83,9% de los encuestados quería seguir estudios superiores. Además, los estudiantes de los emblemáticos tienen fe en sus capacidades: seis de cada diez creen que le irá bien en la PSU y dos de cada diez opinan que les irá muy bien. Pese a ello, saben que tienen que estudiar y que están en colegios con altas exigencias. Más de un tercio estudia más de cuatro horas al día y el 60% dedica entre 2 y 4 horas. En este punto, hay claras diferencias entre los colegios: en el Instituto Nacional y en el Carmela Carvajal, los con mejores resultados en la PSU, casi un 8% estudia más de cuatro horas al día, pero ninguno de los entrevistados del Lastarria o del Barros Borgoño dedican ese tiempo al estudio.

ELITE
Son parte de la elite que estudia en colegios municipales de excelencia con alta selección y ellos lo saben. El 93% está de acuerdo con que los liceos municipales seleccionen a sus alumnos por capacidades intelectuales y esgrimen, como principal razón, darle oportunidades a los niños más capaces que no tienen recursos económicos. Asimismo, tienen una gran pertenencia con su colegio: el 94% califica de buena o muy buena la educación recibida, mientras que, en menor medida (el 89%) califica de igual forma la educación de los particulares pagados. El 49% cree que los colegios particulares subvencionados son regulares. La calidad de la educación de su liceo fue la principal razón para escogerlo (96%), seguido de la calidad de sus profesores (68%). El tercer aspecto que pesó fue la posibilidad de estar en un ambiente con diversas realidades económicas y sociales. El tema pendiente: la infraestructura. El 40,5% califica como regular las instalaciones de su colegio y el 26% la considera mala o muy mala.

ÁVIDOS LECTORES
El 40% leyó un libro de forma voluntaria el último mes. Según la última encuesta sobre hábitos lectores, de Fundación La Fuente y Adimark de 2006, el 45% de los chilenos no lee nada; el 34% lee ocasionalmente (algunas veces al año) y el 21% es lector habitual (lee todas las semanas). Aunque en este ítem, también hay claras diferencias entre colegios: en la categoría lectores se ubicó el 50% de las alumnas del Carmela Carvajal y el 44% de los del Nacional; pero sólo el 7% de los estudiantes del Barros Borgoño. Consultados por los títulos y autores que leyeron, no escapan a la moda. Lejos, la autora favorita es Stephanie Meyer, que con sus novelas sobre vampiros acapara el 23% de las preferencias; seguida de JK Rowling y su saga de Harry Potter, con el 18%. También aparecen nombres como HP Lovecraft, Nietzsche y Hermann Hesse, pero bastante más lejos.

TIEMPO LIBRE
Escuchar música, estar con la familia y navegar por internet o chatear ocupan la mayor parte de su tiempo libre. En ese sentido, tienen los mismos intereses que su generación. Según la Quinta Encuesta Nacional de Juventud, realizada por el Injuv en 2006, el 93,5% de los jóvenes de entre 15 y 19 años escucha música o radio; el 87% pasa su tiempo conversando con amigos; y el 85,8% lo dedica a su familia. Aunque ser parte de la elite de los colegios públicos se nota en sus preferencias para informarse: en la última encuesta del Injuv, el 83% de los adolescentes entre 15 y 19 años se informaba por televisión y sólo el 3,1% lo hacía a través de los periódicos. Entre estos escolares, la opción para informarse a través de la televisión, aunque sigue ocupando el primer lugar, es más baja (67%) le sigue como segunda opción internet, con 17%.y el 8% lee diarios.

PROTESTAS
El 53,6% no participó de una protesta en los dos meses anteriores al estudio (mayo y junio fueron los meses más duros de protestas). Es que no son partidarios de la violencia: el 69% está en desacuerdo en recurrir a la violencia cuando las autoridades no escuchan o reprimen y un número similar no justifica la violencia como mecanismo de presión social. Pese a ello, el 90% opina que deberían seguir las movilizaciones o adoptar otros métodos en caso de aprobarse la Ley General de Educación. Aunque para ellos, el mejor camino para conseguir los cambios que quieren es sentarse a negociar con la autoridad: el 66% se mostró de acuerdo con esta vía y 14% consideró que lo mejor era movilizarse en la calle pacíficamente. ¿Las causas de los problemas de la educación? Los colegios que sólo buscan resultados académicos que mostrar (21,8%) y la baja calidad de los profesores (19,2%).

PARTICIPACION
Generación participativa y con postura. El 48,4% se inscribirá en los registros electorales cuando cumpla los 18 (en la encuesta del Injuv, sólo el 29,9% iba a hacerlo). También su participación en organizaciones como clubes deportivos o grupos artísticos es más alta que la del resto de los jóvenes, según el Injuv. Cuatro de cada diez estudiantes de liceos emblemáticos participa de alguna agrupación artística o cultural (contra el 8,2% del resto); el 28% lo hace de un club deportivo u organización de voluntariado (contra el 17,7% y el 6,9% según el Injuv) y el 25% participa de un grupo religioso o espiritual (sólo el 12,1% del promedio de la juventud chilena lo hace).

No hay comentarios.: