18 noviembre 2008

Aguas negras, polvo blanco

Inder Bugarin, Bruselas
Inder Bugarin
Bruselas

Para conocer con mayor precisión cuánta cocaína se consume en una comunidad, habría que echarle un vistazo al alcantarillado, afirma el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT).

Alcantarilla
Las aguas residuales contienen un metabolito expulsado por los consumidores de cocaína.
Y no precisamente porque el drenaje se haya convertido en la nueva bodega secreta de los narcotraficantes, sino porque los científicos han desarrollado una técnica para evaluar el nivel de consumo de cocaína en una municipalidad mediante el análisis de las aguas residuales, afirma un estudio del OEDT al que ha tenido acceso BBC Mundo.

Bautizado con el nombre de "análisis epidemiológico de aguas residuales", el método consiste en medir niveles de sustancias descompuestas provenientes de drogas ilegales expulsadas a través de la orina de los consumidores.

Las muestras recogidas, a continuación, son utilizadas para calcular, mediante una proyección científica, el consumo de drogas ilegales en una zona específica.

En el caso de la cocaína, el principal metabolito expulsado a través de la orina es la benzoilecgonina.

Es posible calcular a partir de la cantidad de metabolitos en las aguas residuales la cantidad de cocaína consumida en la comunidad
Informe del OEDT

De acuerdo con los expertos, la benzoilecgonina es el único producto descompuesto expulsado del cuerpo humano por consumo de cocaína y la orina es la única fuente para que ésta sustancia llegue a las aguas residuales.

"De manera que es posible calcular a partir de la cantidad de metabolitos en las aguas residuales la cantidad de cocaína consumida en la comunidad (aunque no el número de consumidores", detalla el estudio.

Aumenta peligro

Si bien el método aún se encuentra en una fase inicial de desarrollo, los expertos de numerosas disciplinas coinciden que posee un importante potencial para dar seguimiento al consumo de droga a nivel municipal.

Además podría convertirse en un instrumento adicional a los utilizados por los responsables de la salud pública para estimar la magnitud de la problemática del consumo de drogas en una población.

Por ejemplo, con base al análisis de los billetes en circulación, Alemania, España y el Reino Unido han obtenido importantes indicadores sobre el consumo de cocaína.

Cocaína incautada en Irlanda
El consumo de cocaína ha aumentado en Europa.
"Necesitamos todas las herramientas posibles para evaluar las pautas del consumo de drogas", declaró a BBC Mundo Wolfgang Götz, Director del OEDT.

"Estamos particularmente preocupados por el consumo de cocaína que está adquiriendo características preocupantes entre los europeos", precisó.

Se calcula que al menos unas 12 millones de personas han consumido cocaína en algún momento de su vida en la Unión Europea, y por lo menos unos 2 millones han usado esta sustancia durante el último mes.

La tendencia más alcista se registra en Francia, Irlanda, Reino Unido, Dinamarca, Portugal, Italia y España, aunque es entre los italianos y españoles donde se registran los índices más alarmantes.

Se estima que por cada mil adultos italianos y españoles hay cinco consumidores problemáticos de cocaína, muy por encima de uno por cada mil que registran países como Holanda y Finlandia.

Conexión afro-latina

De acuerdo con informes de inteligencia en poder del OEDT, los narcotraficantes sudamericanos están diversificando sus rutas de tráfico hacia el Viejo Continente.

Dos jóvenes acusadas en Ghana de traficar cocaína hacia Gran Bretaña.
Más cocaína está entrando desde África.
Si bien el Caribe sigue siendo la ruta por excelencia para la cocaína destinada a Europa, cada vez toma fuerza el transporte a través de los países de África Occidental, concretamente vía el Golfo de Guinea y frente a las costas de Cabo Verde, Guinea y Guinea-Bissau.

Según los expertos, varios factores están influyendo para convertir a la zona de África Occidental en un importante centro de tránsito regional, entre ellos, la posición geográfica, la situación vulnerable de las economías, la fragilidad del Estado y la vulnerabilidad de los sistemas judiciales y fuerzas de seguridad.

La droga se introduce a Europa principalmente vía marítima y oculta en buques pesqueros que desembarcan en las costas de Portugal y España.

1 comentario:

jabali77 dijo...

es increible a donde llega la ciencia, poder saber el porcentaje de consumidores a travez de los residuos del alcantarillado. ¡¡¡se pasaron!!!, imaginese cuanto tiempo se van ahorrar, en ves de hacer encuestas, y otras formas de seguimientos, ir a los alcantirallados de una ciudad y de acuerdo a sus calculos saber antecedentes tan importantes. maravillas de la ciencia. Saludos Pastor, siempre tan interesantes los árticulos que consigue. Bendiciones. Alex Jara Lee