29 noviembre 2008

Prueban nueva vacuna contra el SIDA

María Elena Navas
BBC Ciencia

Investigadores españoles iniciarán pruebas en humanos de una nueva vacuna contra el SIDA.

Célula infectada con VIH
El VIH cambia rápidamente para engañar al sistema inmune.
La estrategia, ya ensayada con éxito en animales, intenta prevenir el desarrollo de la enfermedad fortaleciendo el sistema inmune del individuo.

Hasta ahora, todos los esfuerzos científicos para prevenir la infección del virus VIH han fracasado.

Por eso, la mayoría de las investigaciones están dirigidas a estimular el sistema inmune y reforzar las defensas de los pacientes ya infectados.

El nuevo compuesto, desarrollado por científicos del Centro Nacional de Biotecnología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España, intenta estimular a las células inmunes para que logren proteger al organismo contra el avance de la enfermedad.

"Lo que nos interesa saber en este estudio es cómo responde el sistema inmune y qué tipo de respuesta celular desarrollan los participantes" explicó a BBC Ciencia el doctor Mariano Esteban quien dirige la investigación.

"Intentamos saber si esta respuesta es positiva, si se activa en el mayor número posible de voluntarios, cuál es la calidad de esta respuesta y por cuánto tiempo se mantiene", agrega el científico.

Virus mutante

El mayor problema en la búsqueda de una vacuna del SIDA es la velocidad increíblemente rápida con que cambia el virus VIH.

El doctor Mariano Esteban (FOTO CNB-CSIC)
La vacuna del Dr. Esteban se centra en fortalecer la respuesta del sistema inmunme.
Esto le permite engañar y atacar directamente a las células del sistema inmune que normalmente deberían hacer frente a la infección.

El VIH, dicen los científicos, cambia una vez que entra al organismo, así que el virus que el sistema inmune inicialmente aprendió a atacar ya no es el mismo virus días o semanas más tarde.

Es por eso que la estrategia de los investigadores españoles se centra en el fortalecimiento del sistema inmune para frenar el desarrollo de la enfermedad.

"Esta vacuna emplea el mismo virus que se utilizó para erradicar la viruela, explica el doctor Mariano Esteban.

"Y a este vector, que se originó en Alemania, le insertamos cuatro antígenos del VIH con el objetivo de que activen las células del sistema inmune para que respondan ante la enfermedad y no la desarrollen", agrega.

En el ensayo de fase I, que comenzará en enero de 2009, participarán 30 voluntarios sanos a quienes se inyectará el medicamento, llamado MVA-B.

La vacuna ya sido probada en el laboratorio y en ratones y primates y tal como señala el doctor Esteban, ninguno desarrolló la enfermedad y no se vieron efectos secundarios.

Ahora, en esta fase del ensayo se intenta demostrar la seguridad del fármaco en humanos y la forma como responde el sistema inmune de los participantes.

"A priori ya sabemos que este vector es seguro, porque ya ha sido probado en la población" expresa el doctor Esteban.

"Pero en esta fase del estudio nos interesa saber cómo responde el sistema inmune de los participantes".

Estimulación celular

Lo que nos interesa saber en este estudio es cómo responde el sistema inmune y qué tipo de respuesta celular desarrollan los participantes
Dr. Mariano Esteban
En el proyecto participan dos hospitales, el Gregorio Marañón de Madrid y el Clínic de Barcelona, en donde se seguirá un registro de los voluntarios durante un año.

Los voluntarios que participan en el ensayo son individuos sanos a quienes se les ha pedido que no se pongan en riesgo de ser infectados.

"Sabemos que este vector tiene unas características muy interesantes" explica el investigador.

"En estudios pasados ya observamos que provoca una estimulación importante en genes que a su vez promueven la estimulación del sistema inmune".

"Y ahora queremos ver en qué medida se estimulan las células y si se logra mantener esta estimulación por períodos largos".

El objetivo, dice el científico, es que si ocurre una infección de VIH en el organismo estas células sean capaces de reactivarse y proliferar y destruir a las células infectadas inicialmente.

"Al final lo que se pretende con esta estrategia es poder vacunar a las poblaciones en riesgo, que todavía siguen siendo muchas" afirma Mariano Esteban.

Sin embargo, tal como subraya el investigador, todavía falta llevar a cabo muchas pruebas.

Los primeros resultados del ensayo clínico se obtendrán en mayo de 2009.

Y si éstos son exitosos la vacuna se probaría en un grupo de varios cientos y posteriormente, en la tercera fase, se probaría en poblaciones de riesgo.

No hay comentarios.: