30 enero 2009

Crisis en Chile cobra "altura"

Redacción BBC Mundo

Imagen del proyecto Costanera Center. Foto cortesía http://www.cencosud.cl/
El megaproyecto no alcanzó la altura esperada... por ahora.
Con más de 70 pisos y 300 metros de altura, la Torre Gran Costanera en Santiago de Chile se iba a convertir este año en el rascacielos más alto de América Latina y uno de los mayores en el hemisferio sur. Pero los planes para finalizarla se han paralizado debido a la actual crisis económica.

El periodista de la BBC en la capital chilena Gideon Long dice que aunque Chile es uno de los países más ricos de Latinoamérica y está en una posición relativamente cómoda para sortear la actual crisis, la compañía detrás del proyecto decidió suspender las obras ante la incertidumbre sobre quiénes podrían arrendar las tiendas y oficinas que acogería el edificio.

Lo razonable para la empresa es enfocar su plan de inversión en aquellos proyectos que permitan obtener retornos inmediatos o garantizados
Daniel Rodríguez, Cencosud

Daniel Rodríguez, gerente del grupo Cencosud, declaró: "No tiene sentido seguir avanzando al ritmo actual si no podremos rentabilizar las instalaciones de Costanera Center".

Diseñada por el arquitecto César Pelli, la torre forma parte del proyecto Costanera Center que incluye la construcción de un centro comercial y cuatro edificios de gran altura, los cuales albergarían hoteles de lujo, oficinas, restaurantes y otras instalaciones en más de 600.000 metros cuadrados, en el circuito financiero de Santiago de Chile.

Sin empleo

En la actualidad, la torre cuenta con sólo 22 pisos y no es más que una mole de concreto rodeada de andamios, manifiesta Long.

La paralización de las obras deja sin trabajo a unos 700 obreros de la construcción, y según fuentes sindicales la pérdida total de empleos ascenderá a 2.000.

La crisis la están pagando los trabajadores y no los que la provocaron
Miguel Nazar, sindicalista

En declaraciones a la prensa local, el presidente del Sindicato de Trabajadores Unidos de Costanera Center, Miguel Nazar, expresó que "mandar a la cesantía a alrededor de 2.000 trabajadores, sin hacer ningún esfuerzo, significa que el empresario está cortando nuevamente por el hilo más delgado".

Nazar dijo que "la crisis la están pagando los trabajadores y no los que la provocaron". Los empleados están organizando acciones de protesta para los próximos días.

De acuerdo con proyecciones del sector inmobiliario chileno, las ventas de este año se reducirian en cerca del 11%.

No hay comentarios.: