12 enero 2009

Hacia una cura más rápida

Redacción BBC Mundo

Células madre de la médula ósea
Las células madre contribuyen a reparar los tejidos dañados.
Un equipo de científicos descubrió una combinación de fármacos para engañar al cuerpo y hacer que los mecanismos de reparación trabajen más de lo que suelen trabajar normalmente.

Esta técnica -desarrollada por investigadores del Imperial College de Londres, Inglaterra- podría ser utilizada para acelerar el proceso de recuperación en pacientes que sufrieron un problema cardíaco o para reparar huesos rotos.

El experimento llevado a cabo en ratones de laboratorio hizo que estos produjeran cien veces más células madre, que son las encargadas de regenerar los tejidos.

La producción de células madre por parte de la médula ósea es una parte natural del proceso de reparación del cuerpo, que envía distintas clases de células para reparar los tejidos, dependiendo de la naturaleza de la herida.

Sin embargo, en algunos casos, por ejemplo en el daño provocado por las enfermedades cardíacas, la reparación no es completa, por lo tanto el corazón no vuelve a funcionar igual que antes.

Superando los límites

La teoría detrás de la investigación llevada a cabo en Londres es que si aumenta la cantidad de células madre que libera la médula, la recuperación puede ser más rápida y completa.

Esperamos que al liberar más células madre, podamos seleccionar a las que el cuerpo esté necesitando, para mejorar la capacidad del cuerpo de curarse a sí mismo y acelerar el proceso de recuperación
Sarah Rankin, Investigadora del Imperial College
Actualmente ya existen técnicas para aumentar el número de glóbulos sanguíneos que producen células madre en la médula ósea, pero este estudio se concentra en otros dos tipos: en las células endoteliales -que producen las células que constituyen nuestros vasos sanguíneos- y mesenquimales, que pueden transformarse en células óseas y de cartílago.

En principio, se les dio a los ratones un fármaco que estimula el crecimiento y luego otro fármaco llamado Mozobil.

Como resultado, las células endoteliales y mesenquimales crecieron a un ritmo mucho más rápido.

Enfermedades autoinmunes

Sarah Rankin, una de las investigadoras, le dijo a la BBC: "El cuerpo se repara a sí mismo todo el tiempo. Sin embargo, cuando el daño es severo, existe un límite a lo que el cuerpo puede hacer por sí mismo".

"Esperamos que al liberar más células madre, podamos seleccionar a las que el cuerpo esté necesitando, para mejorar la capacidad del cuerpo de curarse a sí mismo y acelerar el proceso de recuperación".

También los científicos esperan que esta técnica pueda servir en los casos de enfermedades autoinmunes, como la artritis reumatoidea, en la que el sistema inmunológico del cuerpo se ataca a sus propios tejidos.

Se sabe que las células madre mesenquimales tienen la habilidad de apaciguar al sistema inmunológico.

Los científicos esperan llevar a cabo este experimento en seres humanos en unos 10 años.

No hay comentarios.: