13 febrero 2009

Por tu cara te conocerán

BBC Ciencia

En la cara de una mujer se pueden "leer" ciertas verdades (y algunas algo incómodas) de cómo es esa persona.

Prueba de personalidad (New Scientist)
Más de 6.500 personas intentaron identificar la personalidad de los fotomontajes.
Al menos eso afirma un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Glasgow y la revista New Scientist.

Los científicos estudiaron si por medio de autoanálisis de personalidad se puede identificar la apariencia de una persona.

Descubrieron que los rostros de mujer son más fáciles de leer que los de hombre.

Y dicen que es posible encontrar la cara que corresponde a la personalidad.

"No esperábamos que hubiera una diferencia tan grande entre ambos sexos" dice el doctor Rob Jenkins, especialista en psicología de interacción social de la Universidad de Glasgow.

El estudio, agrega, podría conducir a más investigaciones sobre el vínculo entre el carácter de una persona y su apariencia.

"Estudios en el pasado han mostrado que la gente tiende a asociar la apariencia facial con ciertos rasgos de personalidad" señala.

"Y que nuestro primer juicio de una cara realmente puede tener un poco de cierto sobre la personalidad de esa persona".

Autoanálisis

En la investigación participaron más de 1.000 lectores de la revista New Scientist.

Los resultados son fascinantes. Porque confirman que la gente suele asociar la apariencia facial con ciertos rasgos de la personalidad
Dr. Rob Jenkins
Se les pidió que enviaran una fotografía de su cara mirando directamente a la cámara y que completaran un cuestionario de personalidad en internet.

En éste debían calificar qué tan afortunados, graciosos, religiosos y dignos de confianza se creían.

Para los autoanálisis de personalidad, los expertos identificaron a grupos de hombres y mujeres que se calificaron con los grados más extremos en cada una de las cuatro dimensiones de personalidad.

Las fotografías fueron después mezcladas electrónicamente para crear varios fotomontajes.

"Esto nos permitió calcular el promedio entre dos rostros" explica el doctor Jenkins.

"Por ejemplo, si ambas caras tenían cejas tupidas y ojos hundidos, el fotomontaje resultante también tenía esas características".

"Queríamos saber si la gente podía identificar la personalidad del individuo que mostraba la imagen".

"Y para eso colocamos en internet los fotomontajes de los individuos que se calificaron en los rangos más extremos de cada dimensión de la personalidad".

"Es decir, el fotomontaje del rostro de una mujer que se calificó como extremadamente afortunada fue colocado junto al fotomontaje de los que se creían muy desafortunados", explica el investigador.

La prueba en internet resultó un éxito y más de 6.500 visitantes intentaron identificar a los afortunados, graciosos, religiosos y dignos de confianza.

Según los autores, los rostros de mujeres resultaron ser más transparentes o más "abiertos" que los de hombres.

Menos intuitivos

El doctor Rob Jenkisn (Universidad de Glasgow)
La prueba fue diseñada por el doctor Rob Jenkins de la Universidad de Glasgow.
Los resultados mostraron que 70% personas fueron capaces de identificar correctamente el rostro de las afortunadas y 73% identificaron los rostros de religiosas.

Y 54% de los participantes lograron identificar los rostros de las mujeres dignas de confianza.

La única característica que no fue identificada correctamente fue la de las mujeres que se calificaron de graciosas.

Sin embargo, afirma el doctor Jenkins, ninguno de los fotomontajes de hombres fue correctamente identificado.

"Sólo 22% de los fotomontajes de los rostros de hombres afortunados fueron identificados correctamente" afirma.

"Quizás esto se debe simplemente a que los rostros de mujer son más informativos que los de los hombres", expresa el doctor Jenkins.

Otra razón, agrega, podría ser que los participantes hombres son menos intuitivos o menos honestos cuando se trata de calificar su personalidad.

O quizás las mujeres consideraron más la selección de la fotografía que enviaron.

"En general, los resultados son fascinantes" dice el científico.

"Porque confirma que la gente suele asociar la apariencia facial con ciertos rasgos de la personalidad".

"Y es posible que haya cierta correlación entre la apariencia y la personalidad, porque ambos están influenciados por nuestra formación genética", expresa el investigador.

No hay comentarios.: