03 noviembre 2009

Para detectar signos de "predemencia"

BBC Ciencia

Las pruebas de memoria y lenguaje pueden identificar de forma confiable los signos "ocultos" de la demencia precoz, afirman científicos británicos.

Persona mayor

La demencia es una enfermedad progresiva.

La mayoría de las demencias pasan desapercibidas durante años porque los síntomas son elusivos y sólo son identificados hasta que provocan daño considerable en el tejido cerebral.

Pero un equipo de investigadores de la Universidad de Oxford, Inglaterra, descubrieron que si llevaban a cabo un análisis suficientemente detallado podían identificar los signos de advertencia precoz de la enfermedad.

El hallazgo -publicado en la revista Neurology- podría ayudar a los médicos a diagnosticar la demencia más temprano, lo cual es crucial porque los tratamientos son más efectivos si se suministran en las primeras etapas de la enfermedad.

Durante un período de 20 años, los científicos estudiaron a un grupo de 241 voluntarios sanos de edad avanzada sometiéndolos a pruebas regulares diseñadas para medir sus poderes intelectuales y cognitivos.

Cuando analizaron los resultados de las pruebas, los investigadores encontraron claves sutiles que, en retrospectiva -dicen- indican una discapacidad subsiguiente.

Problemas de lenguaje

Este importante estudio de largo plazo muestra que los problemas sutiles, pero mensurables, de lenguaje o memoria pueden predecir cuando una persona anciana sana tiene probabilidades de desarrollar discapacidades cognitivas leves, que frecuentemente conducen a demencia

Rebecca Wood

Específicamente, los pacientes que desarrollaron una discapacidad cognitiva leve o "predemencia" tuvieron problemas en tareas que requerían expresión, aprendizaje y memorización de lenguaje.

Por ejemplo, mostraron mucha dificultad para recordar el nombre de objetos comunes o animales y para explicar el significado de una determinada palabra.

Y los que tenían más edad y tuvieron puntuación más baja en las pruebas de memoria o lenguaje tendieron a deteriorarse más rápido, afirman los científicos.

El profesor David Smith, quien dirigió la investigación, afirma que sus hallazgos confirman lo que ya se sabía sobre demencia.

Se ha demostrado que en primeras etapas de la demencia están asociadas con problemas de lenguaje, como dificultad para recordar una palabra.

Los trabajos literarios de autores que fueron diagnosticados con Alzheimer en años posteriores de su vida mostraron cambios similares en el uso del lenguaje, como narrativas más simples y vocabulario más pobre.

Diagnóstico temprano

Mujer mayor

Se calcula que 30 millones de personas sufren demencia en el mundo.

Los expertos afirman que estos resultados pueden ser una herramienta importante para poder detectar de forma temprana la enfermedad.

"Este importante estudio de largo plazo muestra que los problemas sutiles, pero mensurables, de lenguaje o memoria pueden predecir cuando una persona anciana sana tiene probabilidades de desarrollar discapacidades cognitivas leves, que frecuentemente conducen a demencia" afirma Rebecca Wood de la organización Alzheimer´s Research Trust.

"Una intervención temprana será crucial para los tratamientos futuros de demencia" agrega.

"La capacidad para detectar y medir las etapas iniciales de la demencia es un desafío crucial si queremos mejorar los tratamientos y establecer las bases para métodos de prevención".

Se cree que la demencia afecta a 1 de cada 20 personas de más de 65 años y a 1 de cada 5 de más de 80. En total se calcula que más de 30 millones de personas sufren la enfermedad en el mundo, y se cree que para el año 2050 la cifra puede alcanzar más de 100 millones.

No hay comentarios.: