23 marzo 2007

Lengua

El "flapigozo" de la lengua
Redacción BBC Mundo

Niños colombianos.
Niños colombianos propusieron nuevas palabras, rescataron otras y eligieron sus favoritas.

¿Se siente "tristesinra"? Quizá unas "amasadijas" le provoquen "flapigozo". O lo que es lo mismo: cuando se sienta triste sin razón, tal vez un abrazo cariñoso le dé una mezcla entre felicidad y gozo.

Estas palabras, que de golpe parecen incomprensibles, fueron creadas por los niños que participaron en el "Congresito" de la Lengua, una de las actividades del XIII Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española, que se realizó en Medellín, Colombia.

Entre vocablos que remiten a sentimientos encontrados y animales difíciles de describir, los pequeños también propusieron palabras relacionadas con la tecnología, como "googliar", utilizada comúnmente para realizar una búsqueda en Google, y "winzipiar", para comprimir un archivo.

Los niños también pensaron en la pereza que da trabajar los lunes, a la que llamaron "lumpereza", y en los murmullos que se escuchan en el silencio, "murmulencios".

Luego de cuatro días de sesionar, los miniacadémicos crearon un manifiesto infantil por la palabra, que fue presentado el jueves para cerrar la sesión.

Doble sentido

Nuevas palabras
Fruspiro: suspiro ahogado que se produce al bañarse con agua helada.
Acurrunchadito: poder estar cerca de los padres o hermanos, sin nadie en medio.
Carcanuabla: tanta risa que uno no puede hablar.
Feliztupidez: estar demasiado contento y no se sabe la causa de ese estado.
Charramplón: zapato grandulón.
Ladrador: raza de perro negro o dorado que ladra mucho.
Cosianpirulo: cosa de la cual desconocemos el nombre.

"Cutupeto", según las niñas colombianas, es el miedo que sienten cuando se encuentran a un ex novio, aunque para las generaciones anteriores la palabra sólo significaba temor a algo.

"Tenemos un montón de palabras que son ricas en todos los países de habla hispana, idioma que hablan más de 400 millones de personas", dijo a BBC Mundo Sergio Fajardo, alcalde de Medellín, Colombia.

La inocencia infantil no podía quedar fuera, cuando una pequeña consideró que "ramera" es una palabra que define a las personas que hacen ramos o arreglos florales.

Otras de las nuevas palabras son "pinochada", que se refiere a una mentira que cada vez es mayor, y "japisteza", ese extraño sentimiento de tristeza y alegría a la vez.

Las favoritas y las rescatadas

Los niños también eligieron sus palabras favoritas de la lengua española. Chocolate es la preferida, a la que le siguen música, crispeta, carcajada, soñar, fútbol, mágico, amigo, montaña y mamá.

Además, los pequeños tuvieron que consultar a sus abuelos para seleccionar aquellos vocablos que deberían ser desempolvados para que no se pierdan.

Entre esas palabras están ágape, cántaro, chéchere, embeleco, embrollo, menjurge y pipiolo.

El Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española culmina el sábado con el lanzamiento de una nueva gramática del español, la primera desde 1931.

No hay comentarios.: