18 julio 2008

Descubren zona del cerebro causante del trastorno obsesivo-compulsivo

TENDENCIAS

El hallazgo podría permitir a los investigadores diagnosticar el desorden debilitante mucho antes y evaluar mejor cómo están funcionando las terapias farmacológicas.

Reuters


Un grupo de científicos localizó la zona del cerebro que no se activa en las personas con desorden obsesivo-compulsivo (DOC) y en aquellas en riesgo de desarrollar la condición.

El descubrimiento podría permitir a los investigadores diagnosticar el desorden debilitante mucho antes y evaluar mejor cómo están funcionando las terapias farmacológicas, señalaron los expertos en la revista Science.

"El hallazgo principal es que en las personas con desorden obsesivo compulsivo y sus parientes sin afectar (por la enfermedad), parte de la corteza orbitofrontal no se activa como debería", dijo Samuel Chamberlain, experto en neurología de la University of Cambridge, quien dirigió el estudio.

"Este es el primer estudio que identifica cerebros con fallas de activación entre las personas en riesgo de (padecer) DOC", agregó el autor.

El DOC es un desorden psiquiátrico de la ansiedad que suele aparecer en determinadas familias y se caracteriza por pensamientos e impulsos recurrentes y persistentes, como lavarse las manos una y otra vez descontroladamente.

La condición afecta a alrededor del 2 al 3 por ciento de las personas de todo el mundo en algún momento de sus vidas.

EL ESTUDIO
Los análisis incluyeron a 14 personas con DOC y 12 parientes cercanos sin el desorden a los que se les pidió que completen una tarea y que sean flexibles a la hora de tomar decisiones, algo que las personas con la condición tienen dificultad para hacer.

Controles cerebrales que midieron la actividad en la corteza orbitofrontal mostraron que esta región involucrada en la toma de decisiones y la conducta no se activaba completamente ni en las personas con el desorden ni entre sus familiares.

La actividad cerebral era normal en los voluntarios sin la condición.

"Si esta parte del cerebro no está actuando como debería, predispone a la persona al DOC", dijo Chamberlain. "Investigaciones previas sólo habían demostrado esto en los pacientes, no en los parientes sin la condición", agregó.

Los resultados podrían ayudar a identificar a las personas en riesgo, para brindarles tratamiento antes de que surjan los síntomas, y conducir a un indicador biológico que determine quién corre más riesgo", añadió el experto.

Los tratamientos actuales incluyen Prozac, un medicamento que pertenece a la clase de compuestos llamados inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS).

El laboratorio Eli Lilly and Co introdujo Prozac en 1987, pero la medicación actualmente está libre de patente y ampliamente disponible genéricamente como fluoxetina.

No hay comentarios.: