03 enero 2009

Largaron, che!

Verónica Smink
Verónica Smink
BBC Mundo, Buenos Aires

Rally París-Dakar en Buenos Aires
La largada simbólica comenzó en el obelisco, en pleno centro de Buenos Aires.
A Buenos Aires más de una vez se la ha llamado la París del sur. Quizás entonces resulte apropiado que la capital argentina haya sido la sede este viernes de la largada simbólica del rally más famoso del mundo: el París-Dakar.

El evento automovilístico, que por 30 años trazó una ruta entre Europa y África, debió moverse de sitio debido a la inseguridad en partes de este último continente, que llevó a la suspensión del rally el año pasado.

Por ello, los organizadores debieron encontrar una ruta que presentara el mismo nivel de riesgo y aventura, pero sin las amenazas de atentados contra los participantes de la carrera.

Fue así como se decidió que este año, en su trigésima edición, en vez de conectar a Europa con la capital de Senegal, la nueva versión del Dakar se corriera entre Argentina y Chile.

Así, los 521 autos, camiones, camionetas, motos y cuadriciclos que participan de esta travesía de casi 10.000 kilómetros de extensión, deberán atravesar la llanura pampeana, la Patagonia, la cordillera de los Andes y el sequísimo desierto de Atacama, antes de concluir el próximo 18 de enero, nuevamente en Buenos Aires.

Largada simbólica

Rally París-Dakar en Buenos Aires
Competidores de 49 nacionalidades participan en el evento.
Para celebrar el comienzo del evento -que conservará el nombre de Dakar, a pesar del cambio de ubicación- esta tarde se llevó a cabo una largada simbólica del rally, con el encendido de los vehículos en el tradicional obelisco porteño.

Los competidores, de 49 nacionalidades, realizaron un recorrido de unas cuadras hasta la sede del Congreso para luego dirigirse hacia el norte de la ciudad, donde culminarán en el centro de exposiciones de La Rural, desde donde largarán el sábado, en el primer tramo de la competencia oficial.

Muchos de los miles que se aglutinaron para seguir el espectáculo eran curiosos o turistas, pero para algunos aficionados al automovilismo, como José María de 25 años, se trató de un sueño hecho realidad.

Siempre quise ir a verlo, pero con lo que cuesta nunca pude, y ahora que está en Argentina no pierdo oportunidad para seguirlo adonde sea
José María, cordobés
"Siempre quise ir a verlo, pero con lo que cuesta nunca pude, y ahora que está en Argentina no pierdo oportunidad para seguirlo adonde sea", le dijo a BBC Mundo este cordobés, que planea acompañar a los vehículos en su recorrido por el país.

La mayoría del público era masculino, pero también habían muchos niños.

"Vinimos con los chicos, para que lo vean ellos", señaló Oscar, que llevaba sobre sus hombros a la pequeña Brisa.

La alcaldía de Buenos Aires estimó que decenas de miles de entusiastas participarían de la largada simbólica.

Sin embargo, el evento no causó mayores trastornos en el tránsito, debido a que muchas personas no vinieron a trabajar este viernes, ya sea por gozar del feriado otorgado a los empleados públicos, o porque ya comenzaron sus vacaciones de verano.

Preocupación

Pero no todos dieron la bienvenida a este famoso evento.

Niños
El público en su mayoría está compuesto por hombres, pero también hay muchos niños.
Varios ecologistas criticaron duramente el daño medioambiental que, según ellos, causará el recorrido de los vehículos a través de áreas naturales.

Sin embargo el coordinador general del rally por parte del gobierno argentino, Leonardo Boto, aseguró a BBC Mundo que los organizadores franceses de la prueba, Amaury Sports, presentaron estudios sobre el impacto ambiental del evento, que fueron aceptados por las distintas provincias por las que pasará el rally.

La carrera no hace ningún tramo de campo traviesa en absolutamente ninguna área protegida de la República Argentina
Leonardo Boto, coordinador argentino
"La carrera no hace ningún tramo de campo traviesa en absolutamente ninguna área protegida de la República Argentina", aclaró el funcionario, ante algunas versiones que expresaban una preocupación en ese sentido.

El responsable argentino del evento también reiteró las palabras del Secretario de Turismo, Enrique Meyer, quien había informado que no se realizaron obras de infraestructura para acomodar a la competencia.

Costo y seguridad

En cuanto a la seguridad, Boto estimó que unas 3.500 personas, entre agentes de policía, gendarmes y voluntarios participarán, en promedio, en cada uno de los 15 días del evento.

Rally París-Dakar en Buenos Aires
Las medidas de seguridad son diferentes a las implementadas en África.
El funcionario aclaró que las medidas de seguridad son muy diferentes a las de versiones anteriores del Dakar.

"La gran preocupación africana era la amenaza del terrorismo internacional. Acá el tema de seguridad que más nos compete es proteger al público del Dakar, y al Dakar de la gente", le dijo a BBC Mundo, explicando que varios de los tramos de la carrera pasarán por zonas densamente pobladas.

Estas medidas, sumadas al resto de lo invertido en el evento, costarán al gobierno entre US$ 6 y 8 millones, según estimó el coordinador.

Por su parte, Amaury Sport invertirá más de US$50 millones para traer hasta América del Sur esta nueva faceta del famoso rally Dakar.

No hay comentarios.: